¿Y si estuvieras encantado de conocerte? Eneagrama #6


En esta búsqueda de Desarrollo Personal, de conocimiento interior, esta semana te traigo en #Reto47Libros2016 un libro del gran Borja Vilaseca, “Encantado de conocerte”. Comprende tu personalidad a través del Eneagrama. 
¿Qué te parecería estar encantad@ de conocerte? Aceptar cómo eres sería un excelente principio. Después viene mejorar y aprender cada día, encontrar tiempo para ti, descubrir tus silencios y preguntarte quién eres, qué quieres y adónde vas.
¿Qué es el Eneagrama? Es una herramienta de autoconocimiento y transformación personal. Propone que nos liberemos de nuestro egocentrismo y caminar por la vida adoptando la actitud que más felicidad, tranquilidad y paz interior nos ocasione en cada momento.
Nos creemos el ombligo del mundo, pensamos que nos merecemos más de lo que tenemos (¡Y nos los merecemos! Pero creando las circunstancias para lograrlo, no esperando a que llueva del cielo), buscamos llenar nuestro vacío existencial con cosas y halagos de los demás cuando la única manera de lograr momentos de felicidad y de sentirse bien con uno mismo es conociéndonos y evitando que nuestra mente a través de nuestros pensamientos nos guíe de forma automática.
Sí, llevamos puesto el piloto automático y lo peor de todo es que no nos damos cuenta. El inconsciente decide. Nuestra mente nos gobierna. Hay que ser conscientes del “aquí” y “ahora”. Podemos seguir a la manada o aceptar que “No vemos el mundo como es sino como somos nosotros. No vemos a los demás como son, sino como somos nosotros”.
“Nadie puede cambiar a otro ser humano –siempre es uno mismo el que decide cambiar-, es fundamental aceptar a los demás como son”.
A través de la inconsciencia “vivimos con el piloto automático puesto reaccionando impulsiva y negativamente cada vez que la realidad no se adecua a nuestros deseos y necesidades egocéntricas.”. Cuando no nos gusta la realidad, la modificamos. Estamos pendientes del pasado y del futuro en lugar de centrarnos en el “presente”.
“Importa el aquí y ahora. Importa vivir y sentir”.
Poco a poco aprendemos a valorar lo que somos, lo que hacemos y a las personas que día a día nos llenan de emociones positivas, también de negativas pues si no conoces unas no valoras otras. Voy descubriendo que tenemos la opción de elegir nuestra respuesta ante cualquier provocación impulsiva de emociones negativas. Como dice mi amiga Inés Torremocha: “Las emociones no se controlan, las emociones se gestionan”.

La felicidad viene a ser “esa sensación general de placer y significado; una persona feliz disfruta las emociones positivas al mismo tiempo que considera que su vida está llena de significado”. Tal Ben Sha-har.

Descubriendo la realidad, nos damos cuenta de que debemos de empatizar con las personas si queremos entenderlas, pero aquí es esencial “querer” ponerse en su lugar, hecho que no solemos hacer con mucha frecuencia. “Nos creemos el ombligo del mundo”.
Pongo como ejemplo mis viajes en el metro: vamos a nuestro rollo, nos ponemos los cascos y escuchamos la música, cogemos el móvil y comenzamos a usarlo, abrimos un libro y empezamos a leer. Nos trasladamos a nuestro mundo, nos abstraemos de tal manera que no nos daríamos cuenta si hubiera un incendio (nos quemaríamos seguro) o si alguien reúne las condiciones para que le cedas tu asiento ¡Esa educación! (personas mayores, embarazadas, con problemas físicos, etc)  hay personas que no quieren mirar para otro sitio que no sea el móvil o el libro. El porcentaje de los que hablan es mínimo. En esos momentos dejamos de ser seres sociales y pasamos a ser #Nomeimportaelmundo.
Queremos evadirnos, incluso da la sensación de que nos gustaría desaparecer durante todo el tiempo que dura el trayecto y luego aparecer para bajar en nuestra parada. Estamos abducidos por ese trayecto temporal donde no parece que nos interese mucho el resto del mundo. ¡Que no nos molesten! Es fascinante el comportamiento de las personas en el metro. Es fascinante el comportamiento de las personas en el mundo. Es todo un experimento sociológico.

El autor nos explica con el Eneagrama los nueve tipos de personalidad que forman parte de nuestro comportamiento así como la relación que existe entre ellos. Esto nos sirve para recorrer el camino de la transformación personal.

“Todos queremos ser felices y evitar el sufrimiento, pero, para lograrlo, es necesario comprender y conocer cuál es nuestra verdadera naturaleza y ser coherentes con ella”. Borja Vilaseca.
Gracias.
La vida continúa. Protagonízala.
Miguel Ángel García

El blog de Miguel Ángel García

  • Crecimiento personal
  • Libros
  • Entrevistas

¡Gracias por subscribirte!

A %d blogueros les gusta esto: