Una persona y un cuento para entender el mundo #47

#Reto47Libros2016

“—¿Cómo es que usted, que cultiva la austeridad, ha estado tanto tiempo en un centro comercial observando todo lo que había allí dentro?

—Es que me he quedado maravillado de todas las cosas que existen y no necesito”.

Hola amigas y amigos. ¿Cómo estáis? ¿Cómo lo lleváis? Este es el último post de mi reto personal de leer 47 libros en 47 semanas sobre desarrollo personal. Me he permitido algunas licencias a la hora de elegir los libros, pero creo que todos en mayor o menor medida han servido para su cometido inicial: aportar valor sobre Desarrollo Personal.

El post #47 del #Reto47Libros2016 se basa en el libro “Cuentos para entender el mundo” de Eloy Moreno.

Comprender el mundo a través de las personas y no de las cosas me parece esencial para adaptarse a él y evolucionar en nuestro proyecto de vida. En este descubrimiento de extraordinarios libros a lo largo del año he aprendido que hay mucha gente dispuesta a creer en lo que hace, siendo valiente en un mundo que en ocasiones nos cuesta entender.

La vida es un partido que tenemos que jugar como si fuera el último. Tenemos que darlo todo. Hablo de nuestra alma, de nuestro corazón y de nuestro tiempo. De experimentar y fallar, de probar de nuevo y aprender. De volverse loco por alguien…y demostrárselo con palabras y hechos. No esperar a mañana. El mañana puede que no llegue nunca.

Un cuento es ideal para explicar de forma breve muchas enseñanzas. Es importante contar lo fundamental para que la gente no se pierda con palabras vacías y sin sentido que lo único que hacen es decorar el texto, no enriquecerlo. Uno de los que más me han gustado es el que lleva por título: El niño que pudo hacerlo. La moraleja que enseña es que si no hay nadie que te diga que no se puede hacer, lo harás, aunque parezca imposible. Creer en tus fortalezas es un pilar fundamental para lograr sueños.

#Reto47Libros2016

Quizás empleamos demasiado tiempo en pensar en el resultado y en la aprobación de los demás cuando nos embarcamos en un proyecto personal y profesional. Lo esencial, sería encontrar aquello que te apasiona y te hace vibrar, para vivir de ello. Tener claridad es imprescindible para empezar. Lo práctico estriba en hacer lo mejor que podamos el proyecto que tengamos en este momento. No hay blancos ni negros, nos movemos por los grises que en momentos serán oscuros y en ocasiones resplandecerán como si fueran blancos.

“El problema puede ser un bonito florero o un bello amor que no tiene sentido, muchas veces el problema es un camino cómodo y apacible que tenemos que abandonar, aunque eso nos suponga incomodidades. Lo que no se puede hacer es…no hacer nada”. Una buena conversación nos puede ayudar a decidirnos.

Te invito a leer, a descubrir a personas que fueron capaces de escribir y atreverse con sus ideas por locas o poco llamativas que pareciesen. Fueron tenaces, creyeron en un proyecto y tuvieron la determinación de terminarlo. ¡Hay muchas personas que lograron un sueño! Pero creo, que hay que ver con perspectiva el recorrido hasta el final: el trabajo duro, el foco que elimina la dispersión, la constancia, la fuerza de voluntad y cómo no, la colaboración de otras personas para alcanzar una meta. El problema que tenemos muchas personas es que nos rendimos muy rápido cuando no encontramos lo que buscábamos a las primeras de cambio. La perseverancia enfocada acaba recogiendo sus frutos. La gratitud acaba encontrando una compañera: la respuesta de las personas a las que has aportado algo, mucho o poco, pero importante para ellas. Y eso tiene  mucho valor.

Gracias

Te deseo un feliz año 2017 lleno de proyectos e ilusiones.

#Reto47Libros2016

Miguel Ángel García

 

 

Deja un comentario

El blog de Miguel Ángel García

  • Crecimiento personal
  • Libros
  • Entrevistas

¡Gracias por subscribirte!

A %d blogueros les gusta esto: