¿Una buena idea es una oportunidad de emprender?

En un seminario de motivación empresarial y autoempleo que realicé para valorar diversas opciones para emprender, aprendí que una buena idea no es suficiente para generar un negocio.

Explicaban que una idea hay que transformarla en un proyecto a través de su maduración en el mundo real, que había que definirla y modelarla hasta ver si resolvía una necesidad en el mercado, si era una opción válida para solucionar problemas.

Poco a poco me di cuenta de que el profesor que daba el seminario tenía parte de razón. Las ideas que se nos ocurren pueden ser fantásticas, diferentes y originales, pero de ahí a montar una empresa viable hay un gran paso.

seminario creación de empresas

Así se planteaba la siguiente dicotomía, por una parte la idea surge de una evolución romántica de nuestra forma de pensar y de las vivencias adquiridas, tanto personales como profesionales y aparece bien por una necesidad de buscar un proyecto profesional nuevo o porque surge espontáneamente en un momento en el que estás predispuesto a ello. Y la otra opción es la de que el mundo del emprendedor es tan duro como lo pintan y que coger una idea y generar con ella una empresa no es ni mucho menos fácil ni sencillo.

Y ahí es donde tenemos la balanza, por un lado una idea que nos parece buena y genial como para dar un paso más y por otro, una realidad dura donde la coyuntura no sabe uno si es propicia para buscarse la vida de una manera como la que no había hecho hasta ahora, emprendiendo.

En este punto del post, las siguientes frases me parecen acertadas:

“Si no construyes tu sueño, alguien más te contratará para construir el suyo” Tom Gaskins.

“Fija tu mirada al frente en lo que puedes hacer, no hacia atrás en lo que no puedes cambiar” Tom Clancy

Aprendí muchas cosas del curso, entre ellas un punto de vista diferente para analizar. Otra forma de entender las ideas y el arte de emprender. Nos explicaron que los mercados son conversaciones, que hay que relacionarse con unos y con otros y que no sabes dónde va a surgir una oportunidad, una idea o un inversor.

Se insistió en la importancia de los colaboradores, en el círculo que te rodea cuando emprendes porque es vital para el éxito o fracaso de tu negocio.El arte de emprender. La importancia de escoger un sector en el que se tiene conocimiento. Hay que ser insaciable en la búsqueda del conocimiento y la información.

¿Montar una empresa surge de una necesidad del cliente? Emprender es un asunto serio:

  • Jugarse el dinero propio

– Arriesgar la carrera profesional

– Comprometer la economía familiar       

Así que es conveniente una buena reflexión antes de lanzarse a la aventura. Inconvenientes hay muchos, como los gastos y ventajas hay una esencial, el control de tu destino.

8 factores de éxito

El blog de Miguel Ángel García

  • Crecimiento personal
  • Libros
  • Entrevistas

¡Gracias por subscribirte!

A %d blogueros les gusta esto: