Tú no te nombras líder. Lo hacen los demás

Tú no te nombras líder. Lo hacen los demás

Hay que ganarse el respeto de las personas de tu equipo con hechos y no sólo con palabras. La verborrea es muy común entre muchas personas que gestionan equipos, pero creo que el liderazgo no está tan presente en las empresas y organizaciones como nos gustaría, bien como jefes, líderes o directivos, bien como empleados. ¿Tienes un líder cerca? ¿O lo echas de menos en tu trabajo?

7 ACTITUDES QUE UN LÍDER DEBERÍA TENER

1-AMA A SU GENTE

Existe un ejemplo de liderazgo que me fascina y es el de Shackleton. Aunque haya pasado más de un siglo desde que lograra la hazaña de salvar a toda la tripulación del “Endurance” que encalló en el Polo Sur, después de 760 días, este líder adelantado a su tiempo por su forma de gestionar a las personas con empatía, disciplina, resistencia, autocontrol y fuerza de voluntad, fue un ejemplo increíble de liderazgo.

A pesar de luchar contra elementos muy difíciles de la naturaleza y la resistencia al límite de las personas, Ernest Shackleton y su equipo consiguieron salir vivos.

Éstas son algunas condiciones y experiencias que vivieron en la expedición del “Endurance”: -30 grados de temperatura, alimentación a base de focas (que les salvó de coger el escorbuto), viaje de quinientos kilómetros encima del hielo (en cualquier momento se podía resquebrajar y morir). Viaje de 17 días por uno de los peores mares del mundo para navegar con tres botes (Mar de Weddell) con olas gigantescas y fuertes vientos. Atravesar la isla de Elefante a pie en un tiempo récord (Cuando los del programa “Al filo de lo imposible” intentaron repetir la hazaña tardaron dos días más que Shackleton). Llegaron a la estación ballenera de Stromness en 1916 exhaustos para poder montar una expedición y rescatar a sus hombres son algunas de las hazañas que consiguieron. Cuando Shackleton consiguió rescatarlos, lo primero que preguntó fue si estaban todos vivos. Amaba a su gente. Le contestaron que estaban todos.

Cuando por fin llegó el momento de que los hombres de la expedición “Endurance” estuvieron a salvo en tierra firme después 760 días de una resistencia personal casi inhumana, les preguntaron cómo habían podido salvarse, uno de ellos contestó: «Shackleton»

2-SE MUESTRA VULNERABLE Y HUMANO

La vulnerabilidad abre la puerta a la confianza. Decía Brené Brown, una de las mayores investigadoras sobre la vulnerabilidad, el coraje, la empatía y la vergüenza, que “Nuestra voluntad de reconocer y conectar con nuestra vulnerabilidad determina la fuerza de nuestro valor y la claridad de nuestro propósito”. El liderazgo pasa por ser humano que respeta a las personas, no un estirado, ni un déspota, ni un prepotente. Pasa por mostrarse como uno es sin miedo a lo qué dirán.  La fortaleza personal no se demuestra aparentando estar fuerte, sino siéndolo de verdad.

Un líder da ejemplo como persona, no como si fuera un autómata que no desfallece nunca, que no falla y siempre está perfecto (y lustroso). Un líder trata a todo el mundo igual porque cree que nadie es inferior ni superior a nadie. De esta manera sabe tratar a su equipo como personas no como tuercas o repuestos.

 

3-TIENE UNA MENTALIDAD DE CRECIMIENTO PORQUE LOS RETOS LE MOTIVAN Y NO LE ASUSTAN.

Existe una diferencia meridiana entre una mentalidad fija y una mentalidad de crecimiento. Carol Dweck lo ilustra magistralmente en “Mindset. La actitud del éxito”. Las personas con mentalidad fija creen que el éxito tiene que ver con tener más talento e inteligencia que los demás. Los líderes con mentalidad de crecimiento asumen los retos con pasión porque saben que son una gran oportunidad para aprender y madurar.

4-ASUME PROYECTOS VITALES QUE PUEDAN CAMBIAR EL MUNDO

A un líder no le mueve sólo el dinero que le pagan por su trabajo. Necesita un propósito, unos valores con los que sentirse identificado, un salario emocional que le haga creer que además de lograr grandes resultados piense que está aportando valor a este mundo. Busca realizarse profesionalmente, acepta proyectos de gran envergadura que otros rechazarían por la responsabilidad que conllevan o por miedo al fracaso.

Busca proyectos diferentes para no hacer siempre lo mismo. La rutina le incomoda. Un proyecto apasionante al que la gente quiera comprometerse. El líder y las personas de su equipo salen de su zona de confort para innovar y aprender de la experiencia. Creen que su proyecto puede aportar un gran valor a su empresa y a la sociedad.

Tú no te nombras líder. Lo hacen los demás.

Tú no te nombras líder. Lo hacen los demás.

 

5-DESARROLLA EL POTENCIAL DE SU EQUIPO ADEMÁS DEL SUYO

Si la primera cualidad del líder era que ama a su gente, ésta que es la quinta se forma a base de preocuparse por las personas que trabajan con el líder. Su empatía y su liderazgo emocional forman dos pilares fundamentales para hacer crecer a las personas de su equipo y de su entorno laboral. Les hace crecer personal y profesionalmente. Acaban dando lo mejor de sí mismos. Es como el Messi del liderazgo, hace mejor a todos los que le acompañan.

El líder está pendiente de su gente cuando más lo necesita. Cuando una persona pasa por un momento complicado es cuando hay que estar con ella para ayudarle en lo que necesite. Ese toque Shackleton que sabía cómo motivar a su tripulación con fiestas de disfraces y cantando canciones cada sábado de mes en la Antártida (Imagínate en un barco en el año 1914 un sábado por la tarde en el polo sur) es un factor esencial para crear equipo y lo que es más importante, para ganarse el respeto de la gente.

Tú no te nombras líder. Lo hacen los demás.

6-PROPORCIONA UNA FORMACIÓN INCREIBLE A LAS PERSONAS PARA QUE SE PUEDAN DESARROLLAR PERSONAL Y PROFESIONALMENTE.

Si quieres ser un gran líder tienes que formar extraordinariamente a las personas. La formación de un empleado nuevo creo que es un hándicap importante para muchas empresas que, en algunos casos por la necesidad de cubrir bajas de forma rápida, se proporciona una formación básica y acelerada con el objetivo de cubrir el expediente (y que vaya aprendiendo sobre la marcha) que por desgracia acaba influyendo en la productividad y los procesos de la empresa.

 En otros casos ni siquiera existe esa excusa. No se concede la importancia que tiene una buena formación en un colaborador nuevo. La mayoría de los mandos que hemos gestionado personas sabemos el valor que tiene una buena formación. Cuanto mejor sea la formación mejor será la adaptación al nuevo puesto y antes se conseguirán resultados positivos.

EL MODELO TUBERÍA O LÍNEA DE PERSONAS DE ZAPPOS

¿Qué es lo que puedes mejorar en tu trabajo o actitud que consiga un WOW de más personas? ¿Has cautivado al menos a una persona hoy? En Zappos llaman “caja de felicidad” a los paquetes que envían a sus clientes porque provocan un ¡WOW! En ellos.

La filosofía de Zappos en cuanto a formación consiste en la construcción de un activo que le llaman Tubería o línea de personas. Lo hacen en cada departamento con diferentes niveles de habilidades y experiencia, que van desde el nivel inicial hasta el final a través de la alta dirección y puestos de liderazgo. En palabras de su CEO Tony Hsieh, su visión “es que casi todas nuestras contrataciones sean a nivel de entrada, y que la compañía proporcione todos los entrenamientos y asesorías necesarios para que cualquier empleado tenga la oportunidad de convertirse en un importante líder dentro de la empresa en un período de cinco a siete años.” Cada persona necesita un continuo crecimiento y aprendizaje, tanto a nivel profesional como personal.

7-UN LÍDER COMUNICA COMO DIOS Y PROPONE Y FACILITA LA FRANQUEZA ENTRE SU GENTE PARA PODER MEJORAR

La comunicación es una asignatura pendiente de la mayoría de nosotros. Hablamos mucho, escuchamos poco y comunicamos menos. “Dame el don de un corazón que escucha” dijo el Rey Salomón. Pero si además gestionas personas es una habilidad imprescindible que tienes que dominar para saber transmitir el mensaje.

En “Creatividad S.A” de Ed Catmull (Presidente de Disney Animation y Pixar) una de las razones que fundamenta el éxito de sus películas además de la creatividad y otras más, es el denominado “Braintrust”, un equipo que fomentaba un debate de ideas, de exigencia, de búsqueda de lo imposible, de mejorar la historia y de resolución de problemas, donde todos opinaban y debatían sin miedo y con franqueza para poder poner sobre la mesa los problemas reales de la película. La clave es encontrar los problemas para solucionarlos antes, no meterlos debajo de la alfombra o disimularlos.

Éstas son 7 actitudes que creo que tiene un líder. Existen muchas más. Pero de lo que sí estoy seguro es que “Tú no te nombras líder. Lo hacen los demás”.

Gracias.

Miguel Ángel García

Desarrollo Personal y Liderazgo

@magarcimor

Fotos: Unplash

Miguel Ángel García

Escritor de desarrollo personal y liderazgo. Autor de los libros "La vida continúa. Protagonízala" y "Sácale partido a tu vida". También de los ebooks "Claves para mejorar tu vida" y "Liderazgo invencible".

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: