Soy una persona de “éxito” ¡Y tú también!


Soy una persona de éxito ¡Y tú también!

Quizás la palabra “éxito” habría que matizarla, ¿no crees?

¿De qué éxito hablamos? Porque la mayoría de veces oímos que esa persona tiene mucho éxito, o que ha alcanzado la cima de su carrera y todo el mundo anda como mareado porque está en todos los medios, porque consigue premios y éxitos de la índole que sean. Y eso nos gusta, ver a gente que llega, que “triunfa”.

Están en lo “más alto”. Ya sabemos el dicho popular: “Cuanta más alta es la escalera más inestable es”. No es nada fácil llegar y menos mantenerse. Pero a la mayoría de nosotr@s nos gusta escuchar y ver a personas de éxito porque nos recuerda que también tenemos nuestras posibilidades de conseguirlo. Aunque el fracaso es más empalagoso ¿verdad? No nos inspira tanto, no hablan mucho de él ni está expuesto con tanta importancia en los medios de comunicación y redes sociales. No vende mucho. Preferimos obviarlo, nombrarlo de tapadillo, que no nos interrumpa, alejarnos de él por si se nos acerca.

Estoy seguro de que a las personas con éxito nadie les ha regalado nada, como también de que mucha gente opine que el éxito es cuestión de suerte. Yo pienso que se lo han tenido que trabajar y mucho, puesto que no hay otra manera, gestionando muy bien el tiempo y siendo productivo  que en ocasiones llamamos trabajar a estar muchas horas en el trabajo sin tener una clara orientación al logro y sin definir objetivos tangibles que podamos medir. Y si no podemos medir, hay menos responsabilidad ¿verdad?

También hay que tener cuidado con el éxito pues para cada persona es distinto. Lo que vale para ti, no vale para otro. Lo que me gusta a mí, no tiene por qué gustarte a ti.


¡Soy una persona de éxito! ¡Y tú también! Estos son mis argumentos:

Soy una persona de éxito porque tengo personas que me quieren y tú también, por eso eres una persona de éxito. Tengo a mi familia: mi mujer y mis tres hijas (no sería quien soy si no fuera por ellas, sí, son todas niñas) dos perros: Bluti y Arwen y mi gata Muffy. Están mis padres que se ganaron el cielo hace muchos años con su trabajo y esfuerzo diario para sacar adelante una gran familia y mis cinco herman@s, mis sobrinos, mis primos, mis tíos, mis amigos (aunque no hay muchos, jejeje) incluso seguro que hay algún conocid@ que también me quiere (pero no lo sabe todavía ;)) Con este argumento ¿cómo no voy a ser una persona de éxito? Y tú también lo eres.

Soy una persona de éxito porque a pesar de todas las dificultades (todas las personas las tenemos y para nosotros son las más importantes) me esfuerzo y lucho por superarlas, igual que la mayoría de vosotr@s.

“La vida son obstáculos, o los saltas o los bordeas, pero el obstáculo va a seguir apareciendo en tu camino”. Pilar Jurado. Soprano, compositora y directora de orquesta.

Soy una persona de éxito porque cada día arranco a mordiscos el pedazo de tiempo que se nos escurre como en un reloj de arena, lo saboreo y lo disfruto con la gente que me importa y haciendo lo que me gusta.

Soy una persona de éxito porque tengo mis objetivos, medibles, tangibles, con fecha para comprometerme y luchar por ellos con todas mis fuerzas.

Soy una persona de éxito porque no me conformo con lo que ocurre si no me gusta, porque creo las circunstancias necesarias para cambiar y evolucionar si es necesario para que pasen las cosas que quiero que me ocurran. Porque al igual que tú, yo tengo el timón del barco de mi vida.

Soy una persona de éxito porque quiero aprender cada día, desde la humildad del aprendiz, desde la sencillez pero con la determinación de que sólo ampliando mis conocimientos y abriendo mi mente a todas las personas, a la información, a todo el conocimiento que me interesa tendré más posibilidades de crecer y desarrollarme. 

Soy una persona de éxito porque aplico estas dos reglas:

 1-“No existen personas sin recursos, sino estados emocionales sin recursos”.

2-“Los límites son siempre limitaciones mentales. Las personas de éxito son personas que han activado su poder interior”. Anthony Robbins en “Aprendiendo de los mejores” de Francisco Alcaide.
Soy una persona de éxito porque estoy aprendiendo a focalizar, a concentrarme, a gestionar mis intereses, a eliminar lo superfluo y a conseguir mis objetivos. 
Soy una persona de éxito porque arriesgo, me mojo, me lleno de barro, emprendo, apuesto por hacer, por proponer, por crear, por innovar independientemente del resultado. Haciendo aprendo.

Soy una persona de éxito porque acepto que lo que importa son las personas, relacionarse con ellas, estar con ellas, dedicarles mi tiempo, aprender, escuchar, colaborar, compartir, sentir, emocionarse y vivir con ellas.

Soy una persona de éxito porque creo que el camino no siempre es recto, ni rápido, ni corto. Que hay que caminar pensando a largo plazo, no en la inmediatez. Que hay que tener la paciencia y la constancia necesarias para alcanzar la meta que te propongas. Porque creo que lo esencial es aceptar que el camino no va a ser fácil, que es como es, con sus curvas, sus piedras, sus charcos y sus montañas. 

Soy una persona de éxito porque comparto plenamente la siguiente frase de Krishnamurti: “La felicidad no es una estación de llegada, no es un lugar al que ir. La felicidad es el camino”.

Soy una persona de éxito. Y tú también, porque me encanta la grandísima frase de Will Smith:

“Nadie me va a ganar en esfuerzo, punto. Puede que tenga más talento que yo, puede ser más listo que yo, puede que tenga todas esas cosas. Pero si subimos a la cinta de correr juntos, una de dos: tú te bajas primero o yo voy a morir. Es así de simple”.

Soy una persona de éxito ¡Y tú también!

El blog de Miguel Ángel García

  • Crecimiento personal
  • Libros
  • Entrevistas

¡Gracias por subscribirte!

A %d blogueros les gusta esto: