¿Son los valores ciencia ficción en las empresas?

ciencia ficcion photo

¿Son los valores ciencia ficción en las empresas?

¿Cuál sería tu respuesta?

Todas las organizaciones tienen unos valores, algunos son espectaculares y cinematográficos, con grandes adornos y efectos especiales. Sin embargo, otros son reales y coherentes que definen muy bien la filosofía de muchas empresas.

Según Salvador García y Simón Dolan: los valores son guías, principios de acción adecuados para conseguir lo que nos proponemos. Orientan las conductas en el trabajo, las relaciones entre las personas y los resultados a obtener. Los valores deben ser claros, compartidos y aceptados por todos los miembros y niveles de organización, para que exista un criterio unificado de actuación.

Hay valores que definen a una empresa. El gran problema reside en que sus colaboradores los adapten y los hagan suyos.

Como directivo o mando intermedio puedes utilizar tu autoridad para intentar conseguirlo, pero ya sabrás que la frase de “la letra con sangre entra” no es propia de un líder, ni de estos tiempos modernos. En cuanto te des la vuelta, les importará un pimiento esos valores…aunque puedes probar con un implante de última generación para personas autómatas, carentes de implicación, motivación, de innovación y creatividad. 😉

Vuelvo a la pregunta: ¿Son los valores ciencia ficción en las empresas?

“Los valores no puedes instalarlos en los trabajadores”. Eso decía Borja Vilaseca. También comentaba que “Del mismo modo que el carácter forja el destino de una persona, la cultura determina el destino de una empresa. Ahora bien, para que la cultura influya positivamente en las personas, es imprescindible contratar a personas que crean en lo que la empresa cree”.

También explicaba que: “Cuanto mejor trata la empresa a sus empleados, mejor tratan estos a su organización. Cuanto más satisfechos y comprometidos están, más eficientes y productivos son en relación con su trabajo”.

Para conseguir que los valores sean un eje principal de las organizaciones, necesitamos encontrar a personas que quieran trabajar en las empresas no solo por el sueldo que les paguen (trabajo alimenticio) sino porque les guste, sientan pasión por lo que hacen y estén comprometidas con el propósito de la organización. Contrata por ACTITUD, el resto de características del perfil como las habilidades o aptitudes siempre se pueden aprender.

CUATRO VALORES REALES DE UNA EMPRESA

Respeto.

Tratamos a los demás como nos gustaría que nos trataran. No toleramos el trato irrespetuoso o abusivo. La crueldad, la falta de sensibilidad y la arrogancia no tienen cabida entre nosotros.

Integridad.

Trabajamos con nuestros clientes, tanto actuales como potenciales, de una manera abierta, honesta y sincera. Cuando decimos que haremos algo, lo hacemos; cuando decimos que no podemos hacer algo o que no haremos algo, no lo hacemos.

Comunicación.

Tenemos la obligación de comunicar. Aquí nos tomamos el tiempo necesario para hablar con los demás…y para escuchar. Creemos que la información promueve el movimiento, que mueve a la gente.

Excelencia.

No estamos satisfechos si no hacemos lo mejor en cada una de las cosas que hacemos. Y continuaremos elevando el listón. Nuestra mayor alegría será para todos nosotros descubrir lo buenos que podemos llegar a ser.

“La integridad consiste en la coherencia entre las declaraciones y las realizaciones”. Anthony Downs.

Estos cuatro valores se entregaban a cada nuevo empleado que iniciaba su carrera profesional en la empresa. ¿Qué empresa era? Una pista, una multinacional norteamericana. ¿Qué hicieron sus máximos directivos con esos valores que promulgaban? Todo lo contrario de lo que les pedían a sus colaboradores. Hicieron quebrar la 6ª empresa de facturación de Estados Unidos en 2001. Y es que los valores no sólo se escriben, se tienen que promover, difundir y aplicar. Tienen que ser el motor de cualquier organización que quiera avanzar, sobrevivir y permanecer con vistas a la excelencia en el circo de los gladiadores que es la competencia en el mercado.

La fundación ÉTNOR, que promueve la Ética Económica y Empresarial y la Responsabilidad Social en empresas y organizaciones propone una lista de 10 valores éticos como imprescindibles:

alt 10 valores éticos imprescindibles en la empresa

Se pueden promover unos valores (todas las empresas los tienen) pero luego tenemos que ver si todas esas palabras que quedan tan bien escritas en un papel, en un diseño o en una pantalla tienen una vocación de publicidad y de marketing de cara a los clientes o si realmente se utilizan para mejorar y hacer crecer a las organizaciones, potenciar la calidad de vida laboral y el desarrollo profesional de sus colaboradores y conseguir a través de esos valores unos resultados.

La fórmula es sencilla:

FILOSOFÍA Y OBJETIVOS EMPRESA+VALORES+MOTIVACIÓN COLABORADORES –>   

                                    CRECIMIENTO ORGANIZACIÓN Y RESULTADOS.

¿Qué opinas, son los valores de tu empresa ciencia ficción? O por el contrario ¿Esos carteles que ves cada día colgados en el tablón o que lees en tu ordenador con los valores de tu organización son reales y se aplican?

Gracias por leerme.

Hoy es un gran día. Disfrútalo.

Fuentes consultadas: “NoMiedo” Pilar Jericó. “Qué harías si no tuvieras miedo” Borja Vilaseca. “La ética en la empresa”. Unidad 13. Mcgraw-Hill.

Photos by GLAS-8,

El blog de Miguel Ángel García

  • Crecimiento personal
  • Libros
  • Entrevistas

¡Gracias por subscribirte!

A %d blogueros les gusta esto: