Sé optimista y no mires con quién

Se abre el telón y aparece un señor con traje hecho a medida soltando una parrafada que solo le interesa a quien lo graba para luego difundir el mensaje. Se cierra el telón. ¿Cómo se llama la película?, “Mentiras arriesgadas”, “Coge el dinero y corre”, “¿Qué me estás contando?” (Ésta última me la he inventado yo, a ver si se creen que los únicos que pueden contar trolas son ellos). En definitiva que nos relatan una realidad de fantasía muy distinta a la de muchos de nosotros, los de aquí abajo, la gente común y corriente, es decir los mortales.
¿Y qué vamos a hacer? pues está muy claro, ser optimistas.

Echemos un vistazo a las noticias diarias, no vale la pena ni comentarlas si no fuera porque el 95% son negativas, truculentas y pesimistas que es lo que vende. Por desgracia, prácticamente no cambian de un día para otro. Como diría aquel, distintos perros con los mismos collares.
foto: hotblack morguefile

Podemos hacer dos cosas:

1-Sucumbir a la dinámica realista de la coyuntura económica
2-Sabiendo en qué situación estamos, fabricarnos nuestro optimismo

Nos van a pagar lo mismo ¿no? Pues entonces, ¿a qué esperamos?
Hay quien es capaz de darle la vuelta a un día gris. Quien viendo como caen chuzos de punta son capaces de sonreír porque ven un relámpago originando la luz que se abre entre las negras nubes, por mucho que estén empapados y congelados. Entiendo que esté oscuro, pero miremos para encontrar al relámpago…
Vamos a ser prácticos, como decía Churchill:“Soy optimista, no parece muy útil ser otra cosa”.

Otro día más en el que las cosas no salen como hemos previsto. Acumulamos en la mochila de los problemas todas las piedras que puedan caber y más. Esa dichosa mochila pesa una tonelada y en cualquier momento nos va a tirar al suelo. Día a día nos esforzamos en no caernos, nos echamos hacia adelante con el fin de mantenernos de pie, pero hay momentos en los que las fuerzas “parece” que nos abandonan. Necesitamos ser optimistas, ese será uno de los pilares de nuestra actitud, una de las patas de la mesa que evitará que se quede coja. Para agoreros ya tenemos a mucha gente. Como decía un tal Bruce Lee: Elija ser positivo. Usted tiene esa opción, es el dueño de su actitud. Elija ser positivo, constructivo. El optimismo es el hilo conductor hacia el éxito”.

Así que no nos queda otra que sonreír a todos y con más ahínco al disgustad@ (esto genera mucha envidia y rabia porque hay muchas personas que quieren que los demás sean igual de pesimistas e infelices que ellos, si ellos no están bien, no toleran que los demás lo estén)

Así que no nos queda otra que esforzarnos más que ayer y menos que mañana para conseguir eso que queremos realizar y que nos va a proporcionar serenidad y felicidad.

Y ya por último, un gran proverbio oriental: Si tiene remedio, ¿por qué te quejas? Si no tiene, ¿por qué te quejas?

Sé optimista y no mires con quién.

Deja un comentario

El blog de Miguel Ángel García

  • Crecimiento personal
  • Libros
  • Entrevistas

¡Gracias por subscribirte!

A %d blogueros les gusta esto: