Podemos cambiar las cosas

caballos

Podemos cambiar las cosas. Podemos elegir qué queremos hacer y qué camino tomar. Podemos esforzarnos más de lo que lo hacemos si queremos conseguir más de lo que tenemos.

Podemos cambiar las cosas porque nuestra actitud es capaz de superar cualquier obstáculo que tengamos delante. Después vendrán los conocimientos que acompañarán a la actitud y que enriquecerán las habilidades que podamos desarrollar.

“Contrata por actitud y forma las habilidades” Peter Drucker.

Podemos cambiar las cosas. Como dice Sir Ken Robinson “Si cambias tu forma de pensar, puedes cambiar tu vida”. Pero también es más cómodo seguir igual, en nuestra zona de confort antes que iniciar el camino de la incertidumbre.

Podemos cambiar las cosas. Para eso, tenemos que querer cambiarlas y estar dispuestos a aceptar las responsabilidades de esos cambios y las consecuencias que generen. Decía George Bernard Shaw que “La libertad conlleva responsabilidad. Por eso a la mayoría de las personas les aterroriza”.

Podemos cambiar las cosas. Necesitamos el entusiasmo como herramienta de mejora en nuestra vida. Si no te gusta lo que haces, cámbialo, si no puedes o no quieres (siempre se puede elegir) ese es el camino que has decidido. El entusiasmo es vital para conseguir nuestros objetivos. Es esencial para sentirte bien con lo que haces.

“La persona entusiasta es la que cree en su capacidad de transformar las cosas, cree en sí misma y cree en los demás” César Piqueras.

Podemos cambiar las cosas. El talento es la suma de nuestras habilidades y conocimientos más la actitud: la manera de afrontar nuestros retos, relaciones, aprendizaje y el trabajo que hacemos.

“Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo”. Arquímedes

Podemos cambiar las cosas. Focalizando y no dispersando nuestros esfuerzos. Todos somos buenos en algo, sobresalimos en alguna faceta, se nos da bien realizar tareas como escribir, tocar la guitarra, programar, liderar, escuchar activamente, relacionarnos, etc. Si centramos nuestros esfuerzos en aquello que nos gusta y nos llena, que nos apasiona, alcanzaremos nuestras metas.

“Cada día que pasa sin hacer aquello que nos piden nuestros motores (el corazón, el cuerpo o el espíritu) es una oportunidad perdida”. Isabel Iglesias.

del campo a la ciudad 1

Podemos cambiar las cosas. Guy Kawasaki nos dice en su libro “El arte de cautivar” lo siguiente:

Solos podemos hacer muchas cosas, pero si tenemos una causa, un sueño, tenemos que hacer partícipes a los demás.

Podemos cambiar las cosas. Para hacerlo debemos liderarnos a nosotros mismos invirtiendo tiempo en conocernos mejor, en gestionar bien ese tiempo y en ser capaces de controlar nuestros impulsos. “No digas que no tienes tiempo, di que tus prioridades son otras” Francisco Alcaide.

Podemos cambiar las cosas. Debemos de empezar siendo exigentes con nosotros mismos. ¿Qué es la exigencia? Una de sus definiciones es:”cosa que se requiere como imprescindible para que se produzca algo”. ¿Queremos cambiar? Seamos exigentes.

Podemos cambiar las cosas. Elsa Punset en “El mundo en tus manos explica que “cambiar nos resulta difícil a todos, porque nuestro cerebro se ha acostumbrado a hacer las cosas de una determinada manera”.

Termino con una frase suya: Tú escribes tu biografía. Tienes muchas elecciones. Apúntalas, piensa en ellas, reta a aquellos que creen que no puedes cambiar…”

 

 

Deja un comentario

El blog de Miguel Ángel García

  • Crecimiento personal
  • Libros
  • Entrevistas

¡Gracias por subscribirte!

A %d blogueros les gusta esto: