No sigas la manada.

manada photo

NO SIGAS LA MANADA.

Sólo una persona mediocre está siempre en su mejor momento”. William Somerset.

Mira a tu alrededor. Dime que ves. Ahora mira dentro de ti. Dime también que ves. ¿Ves mediocridad o ves excelencia?

Estamos rodeados de rebaños de mediocridad y de conformismo. Y lo tengo que reconocer: pertenezco a esa especie (llamémosles corderos, cabras, lobos o caballos, elige la que más te plazca) que sigue a la manada, que piensa igual, que actúa igual y que se conforma con la mediocridad. No tengo excusas. La culpa es mía, de nadie más.

Pero también te diré que llevo buscando la salida de esa manada desde hace algún tiempo. A veces lo consigo y encuentro la vía de escape entre tantos animales y otras veces, me arrastra hacia donde ellos quieren. Su fuerza es poderosa. Y es que salir de esa manada no es nada fácil, tú ya lo sabes. Siempre hay elementos a los que no les gusta que nadie destaque, ni argumente otras ideas u otras opciones de hacer las cosas para mejorar. Esos elementos prefieren que el conformismo y la mediocridad sean la esencia de la manada. No quieren que nada cambie, tienen miedo ¿Y si luego les afecta también ese cambio?

Ir en contra de la manada cuando tiene un objetivo y una dirección significa una cosa: ser diferente y valiente. Pero no ser distinto porque sí, porque nos apetezca. Estamos hablando de marcar la diferencia, de proponer acciones para un bien común que sobresalgan por su idoneidad y además que sean productivas y efectivas. Estamos hablando de aportar un valor que pocos antes han conseguido. Estamos hablando de ser disruptivo para mejorar el mundo (esto suena grandilocuente) pero lo que sí suena bien es la excelencia, el esfuerzo, el compromiso, la coherencia y la constancia. Y lo que suena mejor es hacer grandes cosas para un bien común, difícil de digerir por los elementos tóxicos de la manada. Por eso cuesta tanto ir en otra dirección (prueba entre un rebaño de ovejas, doscientas ovejas juntitas todas a una como si las estuviera dirigiendo Babe el cerdito valiente) lo tienes claro si quieres ir hacia un sitio que no sea el mismo que el rebaño quiere.

17945561775_2912cfa44f_manada

Te empujarán por todos los sitios, recibirás golpes de todos los lados, lucharás por hacer tu camino que te permita salir de la manada, sufrirás para conseguirlo y muchos harán lo imposible para que no lo hagas porque eso supondrá un cambio. Un cambio significa no seguir igual. Y eso molesta.

“El cambio es una puerta que sólo puede abrirse desde dentro”. Terry Nell.

El 80% de las personas que trabajan por cuenta ajena no está a gusto con su empleo. A esto le llaman tener un trabajo alimenticio. Respetable. Cada persona tiene sus objetivos y el de muchos es “llegar a fin de mes”. ¿Y qué hacemos cada día de ese mes? Se harán largos ¿no?

Bernardo Stamateas nos comenta en su libro “Gente Tóxica” (me gustó mucho el post de Santiago Smoll sobre el libro http://justificaturespuesta.com/14-soluciones-detectar-evitar-gente-toxica/) que “la mediocridad, la modorra y el letargo son contagiosos”. ¡Son una plaga! J. “La Pereza, la falta de estímulo, la pérdida de sueños y de visión han llevado a muchos a conformarse con una vida monótona, pero claro, sin sobresaltos”. Con esta rutina explica que “pasan los días, inmersos en un vacío donde el estímulo, los sueños, los éxitos y lo trascendental no tienen lugar”.

No sigas a la manada. Descubre lo que puedes llegar a hacer, a conseguir, a realizar por ti mism@.

city-people-walking-blur-medium

Visualiza la mediocridad. Visualiza a la manada.

Si cada día haces la misma rutina de siempre, ese día pasa, ese día no vuelve, ese día es indiferente.

La diferencia estriba en la forma de vivir esos días. Si has arriesgado, si has tenido desafíos que te han hecho vivirlos con intensidad y entusiasmo, con pasión e ilusión. Si te han hecho sentir y vivir o por el contrario ha sido otro día más que has tachado del calendario sin apenas haberlo vivido, sin apreciar cómo se te ha escurrido, cómo se te ha ido casi sin percibirlo.

Visualiza la mediocridad. Visualiza la manada.

Rompe, arriesga, desafía, aporta, comprométete, comparte, colabora, argumenta, aprende, espabila, sé listo, sé inteligente, esfuérzate,  sé inconformista si lo que haces no te llena, no te gusta, no te hace sentir vivo. No sigas a esa manada si la dirección que lleva no es la tuya. No digas SI, cuando quieres decir NO. Es saludable saber decir NO cuando no te conviene. No tengas miedo, ten sentido común, no sigas a la manada, no seas mediocre, busca la excelencia aunque no la encuentres, porque con el tiempo esa excelencia te encontrará, esa mediocridad no te apestará y ese conformismo pertenecerá a épocas pasadas.

“La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa”. Albert Einstein.

“Aceptarnos a nosotros mismos nos posicionará como personas habilidosas. Y es esta misma aceptación la que nos capacitará para ser personas eficaces, dispuestas a mejorar continuamente”. Bernardo Stamateas.

El autor de “Gente Tóxica” señala que “Podemos quebrar la mediocridad y el conformismo, ¡Sí, disfrutar lo que hemos alcanzado! y luego ir a por mucho más”. Y propone nuevas metas:

-Haz todo con mayor calidad y eficiencia.

-Conviértete en tu propio jefe y evalúa tus resultados.

-Cuida los detalles, incluido el aseo personal.

-No pierdas tiempo en tratar de demostrar tus opiniones.

-Crea, renuévate cada día.

-Visualiza tu sueño completo, dibújate dentro de él mismo y no te detengas hasta alcanzarlo.

-No seas perfeccionista, sé excelente.

Bernardo Stamateas.

Gracias por leerme.

Protagoniza tu vida.

 

 

Photos by Pepe Serrano V,

Photos by Pepe Serrano V, Eduardo Amorim,

Photos by Pepe Serrano V, Eduardo Amorim,

Photos by deusto,

El blog de Miguel Ángel García

  • Crecimiento personal
  • Libros
  • Entrevistas

¡Gracias por subscribirte!

A %d blogueros les gusta esto: