Más fuerte que nunca #35

#Reto47Libros2016

«Más fuerte que nunca: Cáete. Levántate. Vuelve a intentarlo». Brené Brown.

La verdad es que leer a Brené Brown en «Más fuerte que nunca» es un ejercicio de introspección porque ahonda en las fortalezas que tenemos las personas pero también en las debilidades. Nos muestra sin paños calientes ni edulcorantes de felicidad la realidad de los seres humanos: vivir con autenticidad, luchar por lo que te importa y aprender a levantarte cuando te caigas.

«El proceso de recuperar nuestra estabilidad emocional en medio de una batalla es lo que pone a prueba nuestro coraje y donde se forjan nuestros valores. Levantarnos más fuertes tras una caída es lo que nos hace vivir con autenticidad, es el proceso que más nos enseña acerca de nosotros mismos».

«El carácter, la voluntad de aceptar responsabilizarte de tu propia vida, es el origen del respeto hacia uno mismo». Joan Didion

Una de las claves de nuestra vida es mostrarse «humano» con todo lo que ello conlleva: no ser perfecto ni parecerlo es una opción que podemos elegir. Lo explicaba en el post sobre la vulnerabilidad -la voluntad de dar la cara y dejarse ver sin garantía alguna del resultado- es el único camino para conseguir más amor, sentido de pertenencia y realización personal.

Y es que cuando asumimos nuestra propia historia, evitamos la trampa de ser los protagonistas de una historia que está contando otro. Las personas extraordinarias son las que se enfrentan a la realidad, a la incomodidad y a la vulnerabilidad. Son capaces de contar sus historias con sinceridad, sin miedos y con confianza.

«Necesitamos personas dispuestas a responsabilizarse de sus propias historias, a vivir de acuerdo con sus valores y a seguir dando la cara».

mas-fuerte-que-nunca

Eres más fuerte de lo que crees. Más fuerte que nunca diría yo. Y aunque sabes que cuando las cosas no salen como nos gustaría, cuando tropezamos y caemos, cuando nos hacemos daño, nos va a doler por mucho que lo neguemos. Nuestro reto consiste en no perder el valor y el coraje para levantarnos.

Arriesgarse no significa: «Estoy dispuesto a arriesgarme al fracaso», sino: «Sé que en algún momento fracasaré, pero sigo yendo a por todas».

¿Qué tienen en común los buenos líderes? Reconocen el poder de las emociones y no tienen miedo de afrontar el malestar. Me gusta la comparación que hace Brené Brown con el delta de un río para evitar enseñar las emociones, intentado ocultarlas para aparentar: «Muchos tenemos emociones a las que recurrimos habitualmente para enmascarar lo que realmente sentimos. Los deltas son donde los ríos se unen con el mar. Son pantanosos, están llenos de sedimentos y siempre cambian. También tienen zonas de cultivo ricas y fértiles. Es donde hemos de hacer nuestro trabajo; las principales enseñanzas surgirán en el delta».

Cuando decidimos asumir nuestras historias y vivir nuestra verdad, llevamos la luz a nuestra oscuridad.

«Sólo verás con claridad cuando puedas mirar en tu corazón. Quien mira hacia afuera, sueña; quien mira hacia dentro, despierta». Carl Jung

Gracias.

#Reto47Libros2016

Miguel Ángel García

@alienaragorn

El blog de Miguel Ángel García

  • Crecimiento personal
  • Libros
  • Entrevistas

¡Gracias por subscribirte!

A %d blogueros les gusta esto: