Liderazgo: No envíe sus patos a la escuela de las águilas.

ALT. Liderazgo.
No envíe sus patos a la escuela de las águilas.

He encontrado esta afirmación de liderazgo: No envíe sus patos a la escuela de las águilas en “El manual de Liderazgo: 26 lecciones fundamentales que todo líder necesita” de John C. Maxwell. Un libro donde podemos encontrar conocimiento y extraer conclusiones importantes, que al fin y al cabo para eso tiene que servir, para aportar contenidos, para sumar, no para repetir hasta la saciedad conceptos mil veces plasmados en cualquier soporte de comunicación.

Si googleamos liderazgo obtenemos 39.400.000 resultados, o lo que es lo mismo, un tema muy manido donde es difícil ser original e introducir conceptos nuevos.

Me ha ocurrido (no sé si a vosotr@s también) que leyendo libros me acaban apareciendo casi siempre las mismas referencias a textos, o libros que han sido consultados porque han marcado un antes y un después en su manera de ofrecer un punto de vista diferente del conocimiento sobre el tema que trataban.

También puede ser que tenga que leer más para no encontrar tantas coincidencias en las referencias y por eso este fin de semana he añadido ya a mi lista de lecturas pendientes (ya los tengo) “Expertología” de Andrés Pérez Ortega, “Hazlo” de Seth Godin y “Mapas Mentales” de Raimon Samsó. Mañana añadiré también “Feeling: La inteligencia emocional aplicada a las ventas” de Raquel Davo Añón y Miguel Ángel Díaz, pero este en papel, así me lo firman…

Esto me hace plantearme tres cuestiones:

1-Que puede que esté en el buen camino escogiendo autores y libros que tienen una gran cultura sobre la materia que hablan y aportan una extensa bibliografía.

2-Que puede que algunos autores no se esfuercen los suficiente en la preparación y documentación de su libro, recurriendo a una información que se sabe de antemano que aunque no suponga nada nuevo sí asegura un valor reconocido porque esos libros son excepcionales.

3-Que hay libros que son imprescindibles y necesarios. Que hay que leerse sí o sí independientemente de si pertenecen o no al tema que tratas en tu libro o blog porque te los has encontrado por casualidad o porque te los han recomendado. Seguro que tienes unos cuantos libros en el pódium de tu lista que te han gustado muchísimo o incluso te han cambiado la vida.

Así que, retomando a Maxwell, si te gusta el liderazgo, eres un líder (concepto que nos tienen que otorgar los demás, no nosotros mismos) o quieres que tu liderazgo sea una referencia para tu equipo, puede que esta afirmación nos venga de perlas: “No envíe sus patos a la escuela de las águilas”.

ALT.Liderazgo.
Si envía patos a la escuela de las águilas, frustrará a las águilas.

“No importa lo que yo haga ni lo mucho que intente ayudar a los demás, no todos responden de la misma manera” John C. Maxwell.

Cualquier líder sabe (sino no, no es un líder, es un dirigente más) que cada persona tiene una forma de ser, una cualidades que lo hacen único y unas habilidades que le hacen destacar. Que tiene unas fortalezas que hay que saber gestionar y unas debilidades que hay que reforzar. Esa quizás sea una de las premisas para liderar, saber qué puede hacer mejor cada persona y qué no se le da tan bien de realizar.

“La primera regla de la administración es ésta: No envíe sus patos a la escuela de las águilas. ¿Por qué? Porque eso no funciona. La gente buena se descubre, no se forja. Un individuo puede cambiar por sí mismo, pero usted no puede cambiarlo. Si desea tener personas buenas, tendrá que encontrarlas. Si desea tener personas motivadas, tendrá que hallarlas, no motivarlas”. Jim Robin.

“La mitad de ser inteligente consiste en saber en qué cosas uno es torpe”. John.C.Maxwell

Comenta Maxwell que pensaba que esforzándose mucho, trabajando duro y escogiendo bien las cosas que tenía que enseñar, conseguiría convertir a los patos en águilas. Pero que eso sencillamente no le funcionó.

También explica que le daba un valor elevado a las personas y que durante muchos años pensó que cualquiera era capaz de aprender casi cualquier cosa. Con este concepto, envió infinidad de veces sus patos a la escuela de las águilas.

Tres razones por las que no tiene que enviar sus patos a la escuela de las águilas:

1-Si envía sus patos a la escuela de las águilas, frustrará a los patos.

Los patos son nadadores excelentes y pueden emigrar juntos miles de kilómetros, pero no cazan desde grandes alturas.

“El Liderazgo tiene que ver con colocar a las personas en el lugar correcto para que puedan tener éxito”. John C. Maxwell.

2-Si envía a los patos a la escuela de las águilas, frustrará a las águilas.

Las personas que están acostumbradas a moverse rápido y a volar alto se frustran fácilmente con los individuos que les obstaculizan.

3-Si envía patos a la escuela de las águilas, se frustrará usted mismo.

“¿Alguna vez ha dirigido a personas que nunca lograron elevarse para llenar sus expectativas? No importa lo mucho que les motivara, los capacitara, les proveyera de recursos o les diera oportunidades, ellos sencillamente nunca se desempeñaron según lo que usted esperaba”.

“Como líder, su responsabilidad es colocar a los individuos en los lugares correctos y ayudarles a alcanzar su potencial”. John C. Maxwell.

Gracias por leerme. Que aproveches el día que la vida es corta.

 

 

 

5 comentarios sobre “Liderazgo: No envíe sus patos a la escuela de las águilas.

  • el Abril 28, 2015 a las 7:40 pm
    Permalink

    Miguel Ángel, te lo he compartido y curado, me parece realmente un artículo muy cierto en lo que expones, asertivo y realmente potente,

    “Si envía a los patos a la escuela de las águilas, frustrará a las águilas.

    Las personas que están acostumbradas a moverse rápido y a volar alto se frustran fácilmente con los individuos que les obstaculizan.”

    Así somos y así son.

    Enhorabuena por el artículo.

    • el Abril 28, 2015 a las 7:57 pm
      Permalink

      ¡Muchas gracias Ricard! En cuanto leí esa afirmación de John Maxwell enseguida la apunté como ideas post. Me pareció potente el concepto de que las personas tenemos que saber qué hacemos bien y qué no haremos nunca igual de bien por mucho que nos esforcemos. Todo un honor que lo hayas curado Ricard.
      Un abrazo.

  • el Abril 26, 2015 a las 11:18 am
    Permalink

    Me ha encantado la entrada!!! Es muy importante saber cual es tu lugar y darlo a conocer. No dejes que te traten como una águila si te sientes pato! Gracias por compartir

El blog de Miguel Ángel García

  • Crecimiento personal
  • Libros
  • Entrevistas

¡Gracias por subscribirte!

A %d blogueros les gusta esto: