La Marca personal es impepinable para encontrar empleo


Si estás en proceso de búsqueda activa de empleoo si le llamamos de otra manera, a la caza de un trabajo ¿digno? Con el que ganarse la vida, es necesario, impepinable e imprescindible establecer un proyecto de Personal Branding o Marca Personal para conseguir una mayor visibilidad en las redes sociales y en especial en las relaciones personales. La marca personal básicamente trata de utilizar las palancas necesarias para vivir el presente sin ser un “borrego” que nadie conoce (lo de borrego es con cariño) y construir en él opciones para cambiar las cosas. En ese presente, la persona debe realizar una estrategia similar a la que utilizan las marcas comerciales para publicitar sus productos y servicios y qué mejor manera que hacer de nosotros mismos un producto auténtico, notable y diferenciador del resto de los humanosque buscan como nosotros una forma de ganarse la vida, emprendiendo por su cuenta y riesgo, enviando sus currículos vitae, haciendo video currículos, creando un blog, una página web y participando activamente en los procesos de selección allá donde se oferte un puesto de trabajo.

Necesitamos crear un sello personal dinámico, atractivo y duradero. Para ello estableceremos una estrategia sin precedentes en nuestra vida, ¡Hemos vendido y comprado un millón de cosas! ¡Cada día vendemos nuestra imagen, nos vendemos a los demás, si, para relacionarnos, porque necesitamos ser acogidos, ser aceptados socialmente, estar en una comunidad! ¡Necesitamos afiliación y reconocimiento, somos personas! ¡Sabemos muy bien en qué somos increíbles, memorables y lo bordamos! (Aunque seamos humildes, una cosa no quita la otra).

Si somos tímidos ha llegado la hora de lanzarse. Decía mi abuelo que era una persona muy sabia – El que tiene vergüenza ni come ni almuerza- y me lo contaba porque cuando estaba segando en el campo allá por los 50 y hacían el descanso para comer, les ponían la olla recién salida del fuego con el caldo hirviendo, se ponían todos los trabajadores alrededor de ella con sus cucharones y o espabilabas y comías rápido y te quemabas con el caldo hirviendo o no comías. ¿Adivináis que hacía? Eso es, comer por mucho que se quemara. Había prioridades y la nuestra debe ser aportar valor a nuestro perfil personal y profesional mediante el Personal Branding.

Pues esto es lo mismo, dejemos fuera inseguridades, la timidez, el silencio. Aparquemos la preocupaciones que nos devoran y pongámonos a trabajar en proyectar nuestra marca personal para tener más posibilidades de conseguir un empleo si lo estamos buscando, para tener la ambición loable de mejorar y aprender día a día y para sacar el máximo rendimiento de nosotros mismos y de nuestro proyecto, sea cual fuere.

Cada persona es especial y diferente, no hay dos humanos iguales, ergo aprovechemos esa característica para potenciar aquellas virtudes que nos hagan destacar y nos aporten valor diferencial.
Busquemos mejorar la percepción que los demás tienen de nosotros.Estemos atentos, alerta, a lo que vemos, oímos, leemos y escuchamos. Tenemos que estar despiertos y captar la esencia de todo lo que nos rodea para aprovecharlo. Enriquezcamos nuestras habilidades en las cuatro formas de comunicación, la lectura, la escritura, hablar y escribir.Encontremos una manera de tener una buena presencia física y causemos una impresión que permanezca en la retina de los demás. Que cada vez que nos vean se acuerden de ella. Ya sabéis la importancia de la primera impresión, puede marcar para siempre positiva o negativamente.

La mejor fórmula que conozco para generar una buena impresión en los demás y dotar de valor nuestra marca personal es estar bien con uno mismo, aislándose del ruido que provoca la rutina diaria (sé que es fácil escribirlo pero también sé lo que cuesta hacerlo) teniendo un objetivo concreto de qué es lo que somos y adónde vamos, siendo crítico con nuestras debilidades como elemento de mejora constante y teniendo muy en cuenta que las expectativas que tenemos no se cumplirán si no evolucionamos y cambiamos una dinámica que no es positiva.

Una cosa está clara, crear una marca personal no se hace de la noche a la mañana, hay que ponerse las pilas, necesitaremos una estrategia adecuada, tiempo, constancia, mucho esfuerzo y como no, ¡un sentido del humor que nos diferencie del resto de los mortales!

Crea tu propia marca personal, ¿Nos ponemos a ello?

El blog de Miguel Ángel García

  • Crecimiento personal
  • Libros
  • Entrevistas

¡Gracias por subscribirte!

A %d blogueros les gusta esto: