La ley de los especiales: conectores, mavens y vendedores natos.

 

la ley de los especialesTengo a punto de caramelo “La clave del éxito” de Malcom Gladwell, un libro peculiar y diferente.  Me queda un rato para terminarlo y después le hincaré el diente al libro “MarcaEresTu” de Eva Collado Durán.

Este post va de cómo conectar con las personas para propagar una “epidemia” con tu producto, servicio o causa. Es la clave que buscan miles de empresas gastándose una fortuna en publicidad y millones de personas con los recursos de que disponen para lograr sus objetivos comerciales y personales. Sólo unos pocos lo consiguen. Y no es cuestión de suerte.

Cuando vemos que una persona aparece y es reconocida por su trabajo en casi todos los medios de comunicación, redes sociales o conversaciones de calidad que mantienen los grupos de amigos tomando un café o una cerveza, es porque ha sido capaz de generar una “epidemia” según Malcom Gladwell, ha logrado conectar con el mundo. Ahí es nada.

Y con el mundo quieren conectar muchas empresas y otras tantas personas, cada una de ellas con un fin. Pero si hoy en día tenemos más opciones y tecnología para poder conseguirlo, la verdad es que son pocos los que provocan esa “epidemia” viral, pocos son los elegidos.

Ocurre con un móvil nuevo que casi todo el mundo se compra, ese libro que ha vendido millones de copias, unas gafas que son la última moda o esas zapatillas que están siendo un bombazo en ventas. No ha sido fruto de la casualidad.

“La capacidad del contagio depende, en gran parte, del mensajero. El factor del gancho depende, en primer lugar, de una propiedad del mensaje”.

Cuenta el autor que las tres normas de toda “epidemia” son:

1-La ley de los especiales: conectores, mavens y vendedores natos

2-El factor de gancho

3-El poder del contexto

En el post de hoy trataremos la primera: La ley de los especiales: conectores, mavens y vendedores natos.

La ley de los especialesTod@s conocemos personas que tienen una habilidad especial para tener amig@s, conectar con un montón de gente, relacionarse con infinidad de personas de todo tipo y además propagar un mensaje e influir para provocar su difusión. Tienen un don para las relaciones sociales. Pero ¿Por qué unas personas tienen éxito a la hora de expandir un movimiento viral y otras no? “La respuesta radica en que el éxito de una epidemia social depende enormemente de la participación en ella de un cierto tipo de persona, dotada de unos rasgos especiales y poco habituales”. Estas personas son los conectores, mavens y vendedores natos. Son extraordinarios en el boca a boca, el mayor método de persuasión del que disponemos hoy en día ante la avalancha de información y publicidad. Nos fiamos de personas así, preferimos la opinión de alguien que conocemos y que nos inspira confianza a la hora de decidirnos por un producto u otro, por una película o por un lugar en el que escaparnos los fines de semana.

¿Qué características tienen los conectores? La principal es que conocen a una cantidad increíble de gente. Son esas personas que conocen a todo el mundo. Les encanta descubrir las formas de relación e interacción mediante las cuales las personas se conectan entre sí. La mayoría de nosotr@s seguro que se acuerda de alguien así. Son imprescindibles para lograr la máxima difusión y el mayor éxito de una causa: desde propagar una información importante y válida para cualquier persona de este mundo, léase evitar una catástrofe sanitaria o hacer llegar alimentos porque hay mucha gente que los necesita hasta la implementación de las ventas del disco de turno, leáse Adele o Macaco, que a mí me gustan. :))

“Los conectores son importantes no sólo por la cantidad de personas que conocen, sino también por la clase de personas que conocen. Son personas extraordinariamente poderosas. Confiamos en ell@s para poder acceder a oportunidades y a mundos a los que no pertenecemos”. Malcom Gladwell.

El segundo tipo de personas que controlan las “epidemias” que se difunden boca a boca son los mavens (el que acumula el conocimiento). Son esas personas que poseen información sobre un montón de productos, precios o sitios diferentes. Un rasgo que los define es su afán por ayudar a los demás, sencillamente porque les gusta ayudar, y esto resulta ser un modo tremendamente efectivo de atraerse la atención de la gente. El maven educa y ayuda, es a la vez profesor y estudiante. Busca la información y la mueve.

El tercer grupo es el de los vendedores natos. Son hombres y mujeres que poseen la habilidad de persuadirnos cuando no tenemos demasiada clara nuestra decisión y no estamos convencidos de lo que acabamos de escuchar. Su papel también es fundamental para iniciar una “epidemia”. Para ser un vendedor nato tienes que ser muy resolutivo y tener la capacidad de generar una cantidad y calidad de respuestas ante las objeciones que puedan presentar los clientes potenciales.

Todos ellos son imprescindibles para lograr esa “epidemia” que tan difícil es conseguir. Pero ya sabes que para alcanzar un efecto así vas a necesitar una causa. ¿Cuál es la tuya?

La vida continúa. Protagonízala.

Gracias por leerme.

 

El blog de Miguel Ángel García

  • Crecimiento personal
  • Libros
  • Entrevistas

¡Gracias por subscribirte!

A %d blogueros les gusta esto: