Engordar a niñas en una “granja”en Mauritania.

Fernando Botero.La lectora, Cristies


Cuando en las pasarelas de todo el mundo las modelos no pasan de 50 kilos y utilizan la talla 34 porque parece la única manera de que las contraten; y el ideal de belleza suele ser más o menos que estár anoréxica, estamos hablando sobre todo de Occidente ( cuántas modelos hemos visto en los huesos desfilando), y sobre todo cuando llega el mes de Marzo muchos empiezan la “Operación Bikini”, (que pregunten en África o en India a ver si saben que es eso) u otras clases de operaciones de cirugía estética, encontramos un país en el globo terráqueo: Mauritania, en sus zonas rurales donde las niñas cuánto más pesan, más valen, es decir que a los hombres les gustan gordas, y la única manera que tienen las madres de esposar a sus hijas es haciéndoles engordar porque si no, seguirán solteras toda la vida (y tendrán que mantenerlas, cuestión harta complicada para la mayoría de la población).

El engorde o lebluhes un tema tabú y casi nadie habla en público de ello.
De hecho no hacen campañas educativas para combatirlo. Las jóvenes Mauritanas utilizan pastillas o jarabes para ganar peso sin receta médica, incluso recurren a productos de engorde animal. ABC: Mujeres gordas: un ideal de belleza.

Qué hacen las madres, pues llevan a las niñas a lo que llaman “Granjas de engorde” con 8 o 10 años y de allí no salen hasta que consigan tener como mínimo 80 kilos. La “estancia” en la granja supone todo tipo de sacrificios.
Ya pueden llorar, chillar o gritar que nadie les va a hacer caso hasta que no coman. Tienen que comer sin ganas, incluso llegando a vomitar, hasta el castigo físico por parte de sus progenitoras. Les ponen pinzas de madera en los pies y les retuercen los dedos hasta que el dolor les supera y comen.Para ellas el fin justifica los medios. La Sexta: Granjas de engorde de niñas.

Las consecuencias vienen después. Enfermedades cardiovasculares, tensión arterial alta, dificultad de movimiento, diabetes o reumatismo.
Ahí está el debate, tanto para adelgazar con todo tipo de dietas milagrosas que luego la mayoría de las veces no funcionan, (porque probablemente no nos esforcemos lo necesario, por supuesto excluyo enfermedades que provocan adelgazar o engordar) o para engordar para tener un futuro hasta el punto de poner en peligro tu salud.




Deja un comentario

El blog de Miguel Ángel García

  • Crecimiento personal
  • Libros
  • Entrevistas

¡Gracias por subscribirte!

A %d blogueros les gusta esto: