El Social Enterprise va de personas, no de tecnología.

EL CAMINO SOCIAL1

El Social Enterprise va de personas, no de tecnología. Una empresa social es aquella que aplica estrategias comerciales para maximizar las mejoras en el bienestar humano y ambiental. También es aquella que utiliza tecnologías sociales para fomentar la comunicación, la coordinación y la colaboración.

En mis dos anteriores entradas, Equipos:¿Cambiamos el miedo por la confianza? y ¿Qué es una Empresa Responsive? os contaba dos ponencias del evento Empresas Responsive en la nueva era empresarial. El post de hoy cierra la trilogía y está basado en la charla que ofreció Belén Sanz (Responsable de Comunicación y Marketing de ENCAMINA) titulada: “Social Enterprise no va de Tecnología, va de personas”.

No descubro un nuevo universo si digo que la tecnología evoluciona, aunque si citamos a Bob Monkhouse: “Yo no creo que exista vida inteligente en otros planetas. ¿Por qué tendrían que ser ellos distintos del nuestro?”. Puede que siembre algunas preguntas. 🙂

La tecnología evoluciona y hay quién la utiliza para mejorar su vida y las de los demás. Hay quién la implanta en organizaciones para desarrollar procedimientos innovadores que como comentaba antes genera sinergias positivas y beneficiosas y los hay que le dan la espalda porque supone un reto: el cambio.

Nos comentaba Belén, que existen muchas redes sociales y que cada canal tiene un uso concreto. Y que las tecnologías sociales nos ayudan a colaborar y a compartir. También suponen oportunidades y barreras en las empresas:

El 45% de los trabajadores considera que haría mejor su trabajo si en sus empresas apostaran por el uso de herramientas sociales.

El 41% de los trabajadores está convencido de que su productividad ha incrementado considerablemente gracias a las herramientas de colaboración.

El 42% de los colaboradores considera que el equipo de dirección subestima el valor de las redes sociales corporativas.

Impacto en las organizaciones: 25% mejora en la productividad y comunicación.

Hay que tener un propósito para utlilizar la red. Belén puso a Yammer como elemento de innovación y la describía como “una red social corporativa, segura y privada a través de la cual, los empleados se conectan colaboran y coordinan”. ¿Cómo lo hace? Trabajando:

-En tiempo real.

-De un modo social.

-Ubicuo.

-Colaborativo.

-Contextual.

Y para utilizar una tecnología social, Belén propone a los 4 fantásticos:

Los 4 fantásticos de YAMMER

10 CLAVES PARA IMPLANTAR YAMMER.

1-Empieza poco a poco. Rueda un piloto. Recoge algún éxito y sigue.

2-Involucra a personas dispuestas a ello.

3-Aprovecha Yammer para proyectos que valgan la pena. Rápido ROI.

4-Descubre los líderes de esta herramienta social en tu organización y aliéntalos.

5-Explica con casos de uso sencillo y ejemplos reales valiosos.

6-Forma y adiestra a los equipos involucrados.

7-Pon un responsable interno o externo para alimentar, coordinar e impulsar el cambio.

8-Mide si la cosa va bien. Si no es así Reacciona.

9-Prueba con alguna estrategia de gamming.

10- Amplia tu visión del uso de Yammer (clientes, proveedores y usuarios externos, grupos transversales de trabajo, innovación, gestión del conocimiento, lanzamientos, equipos de soporte, I+D+I…)

ALT Belén Sanz ENCAMINA
Belén Sanz

Para implantar una nueva tecnología social en las organizaciones se siguen tres pasos: Desplegar, gestionar el cambio y apoyar su uso.

Ni que decir tiene la importancia de la formación entre los colaboradores que lo utilicen. Las prisas no son buenas consejeras (conocemos demasiadas desinformaciones en lugar de formaciones de calidad) y cuanto mayor y mejor sea la formación antes se aplicará su uso, repercutiendo positivamente en los intereses de las organizaciones y de los colaboradores.

Gracias por leerme. Que te vaya muy bien.

 

Deja un comentario

El blog de Miguel Ángel García

  • Crecimiento personal
  • Libros
  • Entrevistas

¡Gracias por subscribirte!

A %d blogueros les gusta esto: