El Hobbit : un viaje inesperado al buen cine

Uno se confiesa admirador de la obra de Tolkien. También entiendo que haya gente que no le enganche por su multitud de personajes, por su extensión o por su fantasía. Mi respeto por todos ellos, a todo el mundo no le gusta “Gran Torino” de Clint Eastwood y no por ello dejan de tener opiniones interesantes.
Pero si Tolkien me fascina, Peter Jackson me hipnotiza. Su universo es único.
En el Hobbit vuelve a crear magia, fantasía y entretenimiento. Sí, es cierto que la película dura dos horas y cincuenta minutos, pero creedme si os digo que no sobra ninguno. He leído críticas que tachaban el film de demasiado largo y que se podía haber ahorrado mucho metraje. No coincido con ellas. Es el inicio de una trilogía donde se presentan los personajes ( esta vez de una forma más rápida que en “El Señor de los Anillos”). A mi parecer tiene más ritmo si lo comparas con el inicio de la trilogía anterior. En este viaje inesperado van más directos al grano, y eso se agradece. 
Volver a tener la Tierra Media a tu alcance es grandioso. Rememorar paisajes bellos, llenos de espiritualidad y serenidad acompañados de una banda sonora  que te sumerge en el tiempo de la historia. Jackson sabe lo que se hace. 
Los personajes son entrañables, Bilbo “Torpón” o Bolsón poco a poco va ganándose su espacio mientras que la Compañía de Enanos engrandece la aventura que se les presenta. Y Gandalf delante de ellos. El sentido del humor está muy presente en la película. Los nuevos atractivos de la historia (si a estas alturas no estás convencido de verla) son muchos. Desde Trolls, Orcos y el sublime Gollum. Pero hay más, sorprendentes protagonistas que hacen que esta nueva creación sea valiente, del gusto de los amantes de la Trilogía, y que cuando ves los numerosos momentos importantes que tiene, y la espectacularidad de sus escenas puedas decir dos cosas, la primera que tu entrada habrá valido la pena y la segunda es como decía Woody Allen: Lo mejor del cine es que durante dos horas los problemas son de otros. En este caso son dos horas y cincuenta minutos que bien merecen la pena. Esto es cine.

El blog de Miguel Ángel García

  • Crecimiento personal
  • Libros
  • Entrevistas

¡Gracias por subscribirte!

A %d blogueros les gusta esto: