El éxito lo han emperifollado

human-913934_960_720

Todos queremos tener éxito en la vida, personal y profesionalmente. El éxito lo han emperifollado ¿Hay alguien que no quiera ser feliz, tener reconocimiento profesional y levantarse cada día para hacer aquello que realmente le apasiona?

Cada día vemos y leemos personas que han logrado un “éxito” aparente, han conseguido logros excepcionales como crear una empresa que marca tendencia en cuanto a su producto, servicio y una gestión cuasi perfecta de la atención a sus clientes, escribir un libro que atrapa a millones de personas sin poder dejar de leerlo o inventar un nuevo método de aprendizaje que servirá a muchas personas.

Otras personas han sido capaces de generar una “epidemia” en el mundo  como puede ser el caso reciente de Adele con su espectacular “Hello” que ha arrasado en todo el planeta y además ha provocado una ola de covers (canciones versionadas) demuestran su talento y nos dejan boquiabiertos con la sensibilidad y la emoción con la que cantan. Y es que todo aquello que nos hace sentir y nos emociona muestran la prueba palpable de que hay personas que tienen un don: el de comunicar y emocionar, ergo (pequeño homenaje a Matrix) vender y arrasar con su producto, con su causa.

Un éxito así no se consigue por casualidad, de un día para otro. qué te voy a contar que ya no sepas. Se tienen que dar una serie de circunstancias como por ejemplo crear una comunidad que hagan suya la causa, la practique y la divulgue. La constancia y el esfuerzo son dos elementos esenciales para lograrlo y poner el foco ayuda a conseguirlo.Pero para eso previamente has tenido que hacer un producto, un servicio y una causa que solucione los problemas de la gente y además que les guste y les emocione. Podrás aprender más sobre este tema con la “Clave del éxito” y “Fueras de Serie” de Malcom Gladwell.

Otra clave sería dar el salto, ponerte delante de una cámara, de un aforo lleno de personas y exponer tu idea, tu causa. Hay que atreverse, ser valiente, pasar a la acción y no hacer caso a ese 90% de pensamientos que nos hacen especular con el qué pasará y nunca se cumplen.

¿Y cómo podemos cambiar para tener éxito? Vaya por delante que cada persona tiene un concepto del éxito, mi visión del éxito siempre es humanista, enfocado a las personas y no tanto comercial (Y tengo mucha experiencia en el campo comercial ) Siendo consciente de que si no cubres las necesidades básicas (como les ocurre a millones de personas) se hace más difícil un desarrollo personal y profesional y es complicado sentirse feliz. Aunque también cada día esas personas con falta de recursos básicos pero no de ilusión y sonrisas nos demuestran que la vida no se llena con cosas, sino con emociones y que no necesitamos tanto para ser mejores personas, tener valores y ser un poco más felices.

Hay que poner en valor que son las personas y no los números las que hacen que esta vida pueda ser increíble si encontramos y valoramos los motivos para que así sea.

En las “Claves del Cambio”, Kotter y Cohen en un estudio que realizaron sobre por qué las organizaciones cambian, entrevistaron a más de 400 personas de 130 compañías y llegaron a la conclusión de que todos los cambios exitosos se producen porque la secuencia del cambio que utilizan las organizaciones no es ANALIZAR-PENSAR-CAMBIAR, sino VER-SENTIR-CAMBIAR. Podríamos aprender de este concepto.

Si te cuento todo esto es porque creo que las personas podemos cambiar para mejorar nuestra vida si nos lo proponemos. Un cambio necesario si la vida que llevas no te hace palpitar, si quieres cambiar tu rutina, si quieres sentir el viento, apreciar un buen desayuno con tostadas, emocionarte con la gente que quieres y encontrar el sentido a tu vida.

success-846055_960_720

“Ser protagonista implica asumir riesgos. Son riesgos, cambiar o mejorar queda en manos de otros”. Andy Stalman.

Comentaba antes el concepto del éxito. En mi opinión estamos perdiendo el norte con la consecución del éxito. Tenemos que tener éxito como sea, ser felices constantemente, casi por castigo, ascender en la escala social, nos gusta aparentar, pero no tanto ser, sino parece que no eres nadie en esta sociedad. Lo observo a diario cuando viajo en el metro, veo personas que no ofrecen la mejor versión de sí mismos, que no se quieren y que no se valoran, su comunicación no verbal habla por ell@s. También hay que tener en cuenta las circunstancias de cada persona, una cuestión que no se puede obviar. Quizás estemos atrapados en el tiempo pensando que dentro de cien años seguiremos allí. Quizás debamos de empezar por mirar dentro de nosotr@s y ver por qué pensamos ciertas cosas y nos reflejamos en lo que decimos y opinamos.

Nos falta confianza en nuestras posibilidades. Creo que cada persona tiene unas habilidades que la hacen especial. Esas fortalezas hay que creerselas ¡Pero tenemos que comunicarlas y demostrarlas! Primero a nosotr@s mism@s y después a los demás. Esto se resume de la siguiente manera:

CONFIANZA+SENTIMIENTO+PROYECTO ILUSIONANTE= VIVIR, NO SOBREVIVIR

El éxito lo han emperifollado tanto que se nos olvidan cosas mucho más importantes como puede ser la cultura del esfuerzo, disfrutar el momento, con lo que haces, de las personas de tu entorno y aceptar que si por los motivos que sean no consigues tu objetivo o lo que llamamos éxito, no estamos fracasando, estamos aprendiendo para el siguiente reto.

Define qué es el éxito para ti y si eso es lo que te mueve e ilusiona, lo que te hace feliz, pon todos los medios para alcanzarlo y respira para lograrlo. Disfruta del camino, aprendiendo de todo lo que haces, los errores que cometes, los obstáculos que superas día a día, para cuando llegue tu éxito (porque llegará) poder compartirlo con los tuyos y paladearlo lentamente con la satisfacción de haber logrado tu reto personal. Pero, eso sí, cuando consigas tu éxito, recuerda que estarás otra vez en la casilla de salida. Siempre tenemos que estar dispuestos a aprender y a pasar a la acción.

“Nuestro mayor miedo es arriesgarnos a vivir: correr el riesgo de estar vivos y de expresar lo que realmente somos”. Miguel Ángel Ruiz.

Gracias por leerme.

La vida continúa. Protagonízala.

El blog de Miguel Ángel García

  • Crecimiento personal
  • Libros
  • Entrevistas

¡Gracias por subscribirte!

A %d blogueros les gusta esto: