El arte de comunicar. Palabras en acción #19

 

Arqueros de la palabra. El arte de comunicar

“Soy una enamorada de la palabra (hablada y escrita) pero si no la convertimos en acción, la palabra no sirve para nada”. Maty Tchey.

“Leer una veintena de libros sobre un tema no nos capacita. Es necesario vivir, sentir, observar, percibir, comprobar e incluso padecer esa misma situación para desplegar recursos y tener el control”. A esto se le llama experiencia.

Hay libros que te buscan, que intuyen tu camino, que se van ubicando cerca de ti hasta que llega el momento en que te “atraviesan el corazón” como si de una flecha se tratara. Creo que en ocasiones ocurre esta conexión con los libros igual que nos pasa con las personas.

Desde que se publicó “Arqueros de la palabra” de Maty Tchey, el libro lo incluí en mi lista de pendientes de leer y se instaló en un rinconcito del cerebro  como una gran atracción tipo Dragon Khan que constantemente me decía: —Aquí estoy, no voy a dejar que te olvides de mí, tienes que aprender el arte de comunicar y saber cómo es un arquero de la palabra—.

La flecha del destino había salido ya un mes antes en una conferencia de ASNIE en la que Juan Pedro Sánchez estaba hablando con Maty y yo que aún no la conocía le pregunté si era de ¿Arqueros de la Palabra? Me dijo que sí y me hice una foto con ella. ¡Qué suerte la mía! ¡Había oído hablar tanto de ella!

Hablando del libro de “La palanca del éxito” de Juan Pedro,  Maty Tchey comentó que en un mes salía su libro. Pensé «Me lo apunto para comprarlo, leerlo y escribir un post para el reto».

Su autora, había disparado con su arco de bambú (yumi) una flecha (ya) que acertó en toda la diana de mi ser (No era difícil, por el volumen que tengo  🙂 ). Ese instante fue el día que se celebro el 4 Fórum de Organizaciones Saludables acto conducido por Maty Tchey que hizo de madrina del Fórum.

A estas alturas del #Reto47Libros2016 (47 libros en 47 semanas sobre Desarrollo Personal) que ya estamos por el número #19, creo que puedo afirmar que hay libros como “Arqueros de la palabra” que son un auténtico regalo para las personas que queremos aprender a comunicar.  Hay dos frases imprescindibles en él:

2-“Todo lo que está sujeto a unas reglas es susceptible de ser aprendido”

En el libro encontraremos dos vías de desarrollo: la primera es un viaje al interior de la persona a través del Kyudo, que significa «el camino del arco», un arte marcial japonés que sigue inalterable desde el siglo XV. El Kyudo es un tema de equilibrio, de vencer las capas que recubren el corazón hasta dejarlo al descubierto, un asunto de dignidad del ser humano. Se practica tanto como para conocer el cuerpo como la mente.

Sirve para trabajar tu propio yo y no tener miedo al fracaso. Para pensar en que hay que pasar a la acción, hay que pensar en el hacer y no en acertar. Si a veces no sale como lo esperábamos es para que volvamos a intentarlo.

Aprenderemos con este viaje que cada uno de nosotros tendría que conocerse mejor, abrir su corazón y mostrarse vulnerable. Que nos cuesta empatizar y escuchar a las personas que queremos y que nos rodean. Y que la conversación con las palabras tiene el don de crear puentes, acercar posturas y arreglar muchos de los problemas de comunicación actuales.

En la segunda está el arte de comunicar. He encontrado una joya de lectura donde Maty Tchey demuestra por qué es una conferenciante y comunicadora de alto impacto. Nos explica cómo lograr ser un arquero de la palabra, un orador que haga llegar su mensaje a la audiencia. Nos enseña a lanzar una flecha para disfrutar del proceso que conlleva esa preparación. El camino está hecho, todo tiene que fluir hacia la diana.

“La honestidad, la humildad, creer en ti y cuidarte y valorar a quienes te rodean por lo que son y no por lo que tienen son algunas claves para que seas creíble al hablar en público”.

Creo que este libro ha sabido captar a través de la experiencia, la esencia de la persona, su vulnerabilidad, sus miedos y la capacidad de afrontar cualquier desafío que te puedas encontrar en la vida.

Comunicar no es una tarea sencilla ni fácil, pero como decía la frase del principio en la que todo lo que está sujeto a reglas se puede aprender, la comunicación eficaz se consigue a base de “practicar, practicar, practicar y cuando ya no puedas más, practicar”.

El blog de Miguel Ángel García

“El instrumento del orador tiene que estar bien afinado y eres tú mismo. Cuídate como a nada ni a nadie en el mundo. Si no te quieres no podrás querer a los demás”.

A la hora de comunicar, de lanzar nuestro mensaje y dirigirnos a otras personas, tenemos que asumir nuestra responsabilidad si el mensaje no ha llegado bien o no ha sido claro y sencillo. La culpa siempre es del emisor, no de la audiencia. La palabra clave es responsabilidad. Seguro que tenemos muchos defectos y cosas que corregir. A esto le llaman oportunidades para seguir en el camino de aprender y mejorar.

La fórmula jamón-pan-jamón.

Tanto el principio como el final de nuestro mensaje han de ser impecables e impactantes. Del orador depende que las últimas palabras pronunciadas queden flotando en los corazones de la gente.

“Busca palabras hermosas para romper el silencio. Al final cierra con una cita, un gesto o sírvete, tal vez de un elemento inesperado. Sé creativo, sorpréndeles y serás tú el sorprendido por la ovación”.

“Arqueros de la palabra. El arte de comunicar” es un libro con duende. Lo he saboreado con todos sus matices y olores, con sus texturas y formas.  Me he impregnado de él. He aprendido. Como dice su autora: “Comprometerse con otras personas y una fascinante vocación de servicio, tarde o temprano se convierten en la piedra angular de nuestra filosofía de vida”.

Nos enseña dos caminos: uno de búsqueda interior y de desarrollo personal. El otro es la importancia de la comunicación, donde el orador aprenderá las claves para que el mensaje llegue a las personas.

“La sensibilidad ante el mundo es el privilegio de las almas cultivadas, aquellas a las que las necesidades materiales no han absorbido por completo”. Maty Tchey.

Gracias.

#Reto47Libros2016

Miguel Ángel García

@alienaragorn

 

Un comentario sobre “El arte de comunicar. Palabras en acción #19

El blog de Miguel Ángel García

  • Crecimiento personal
  • Libros
  • Entrevistas

¡Gracias por subscribirte!

A %d blogueros les gusta esto: