Despedidos

Uno después de ver una película como “The Company men” se pone a reflexionar y a hacerse preguntas.Para el que no la haya visto voy a hacerle un pequeño resumen sin spoilers (datos importantes de una película).La historia va de una gran compañía en la que llegado el momento, los accionistas quieren ganar más dinero por sus acciones y reestructuran departamentos para reducir costes  con la consiguiente desaparición de numerosos puestos de trabajo, lo que supone un drama para todas aquellas personas que sufren una situación nueva en su rutina diaria.La película se centra en cuatro personajes con puestos de alta dirección,director financiero,comercial o consejero de administración.Desde el instante en que te llaman al despacho (casi nunca te esperas que sea para despedirte) pasando por llegar a tu casa y decírselo a tu familia (imaginaros los sueldos de esta gente, con grandes casas y coches de lujo como el Porsche descapotable o incluso un jet privado).Adaptarse a la nueva realidad social y económica no puede ser nada fácil.Aunque este ejemplo no es general (no es lo mismo ganar 100.000 euros al año que 18.000) si que veo importante la forma de ver las cosas cuando tu mundo se tambalea.¿Cómo pagaré la hipoteca,la gasolina, el colegio de los niños…? Te ves en la tesitura de renunciar a cosas que parecían importantes para ti (en el caso de la película jugar al golf o renunciar al coche es muy doloroso…) pero hay otras cosas más difíciles de realizar como vender tu casa o irte a vivir a casa de tus padres.
Irse al paro en la actualidad puede ser una posibilidad en los tiempos que corren.”Cuando veas las barbas de tu vecino cortar pon las tuyas a remojar”.
Frente a la poco sensibilidad de muchas compañías, donde los balances económicos están por encima de las situaciones personales de muchos empleados, siempre  aparece alguien con la suficiente dignidad y con unos valores que aunque muchos los consideren desaparecidos consiguen flotar en la inmundicia económica actual.

2 comentarios sobre “Despedidos

  • el enero 18, 2012 a las 8:31 am
    Permalink

    ¿Dónde está ese “Alguien con la suficiente dignidad”? jeje Bueno, yo no me puedo quejar… ¿mi jefe? Todavía no ha despedido a nadie por la crisis.. al contrario, intenta invertir para evolucionar y no estancarse.

    Respuesta
  • el enero 18, 2012 a las 8:31 am
    Permalink

    ¿Dónde está ese “Alguien con la suficiente dignidad”? jeje Bueno, yo no me puedo quejar… ¿mi jefe? Todavía no ha despedido a nadie por la crisis.. al contrario, intenta invertir para evolucionar y no estancarse.

    Respuesta

Deja un comentario

El blog de Miguel Ángel García

  • Crecimiento personal
  • Libros
  • Entrevistas

¡Gracias por subscribirte!

A %d blogueros les gusta esto: