¿Cuál es tu superpoder buscando empleo?

autor:Miguel Angel García Morcillo

¿Cuál es tu superpoder buscando empleo? Una pregunta inquietante ¿No te parece?

¿Te extraña tener un superpoder? No es ninguna broma. Tina Roth Eisenberg creó 4 empresas a partir de proyectos que se le ocurrieron, transformando las quejas en soluciones. Y en una conferencia de Diseño e Innovación del Magazine 99U realizó la siguiente pregunta: ¿Cuál es tu superpoder?

Ella comentó que las personas de éxito (ojo al éxito, que cada uno tiene sus parámetros sobre él) lo tienen claro desde el principio. Si somos capaces de identificar ese “superpoder”,ese activo que nos define (por ejemplo aprender a caer y reaccionar) conseguiremos una gran ventaja y podremos aprovecharla. En su caso el “superpoder” es el entusiasmo (exaltación y excitación del ánimo por algo que causa interés, admiración o placer) que considera más contagioso y engancha de una manera más divertida que otro “superpoder”, la confianza, tan necesaria e imprescindible hoy en día.

A los que estamos buscando un empleo, ¿qué superpoderes nos vendrían de cine?
Lo importante es descubrir cuál de ellos nos define y supone un pilar esencial en nuestra persona. Cuando lo tengamos claro potenciaremos el “superpoder” que dice Tina Roth, para fortalecernos y poder mejorar. ¿Qué tenemos una actitud envidiable para la búsqueda activa de empleo? Genial, nos servirá para “trabajar” el siguiente activo. ¿Qué realmente somos un superhéroe por nuestra capacidad de relacionarnos? Fantástico, porque nos dará más posibilidades de generar oportunidades de empleo.
Algunas veces, caemos en la rutina de quejarnos por lo que nos ha pasado o por lo que nos sucede. Pues, la mejor manera de quejarse es haciendo cosas…
La queja sólo debería servir para mejorar, al final cuando nos pasamos el día quejándonos, empleamos esas 24 horas en eso, en la queja, improductiva y que solo aporta inacción. ¡No hacemos nada cuando nos quejamos! ¡Hagamos cosas! ¡Tú sabes qué puedes hacer!

Nadie extraordinario ha conseguido grandes logros quejándose. Lo hizo arriesgando y haciendo lo que creía que tenía que hacer para conseguir sus objetivos. Y seguramente uno de sus “superpoderes” fue el de la Perseverancia a pesar de los fracasos cosechados, ya que no consiguieron detenerlo para realizar sus sueños.
¿Cuál es nuestro sueño? ¿Encontrarnos bien con nosotros mismos? ¿Ser buena gente? ¿Emprender con un proyecto ilusionante? ¿Conseguir un empleo? ¿Nos da igual si es digno o no? ¿Si es un empleo con un mínimo de calidad o no? ¿No compramos productos que se fabrican en condiciones laborales que a nosotros no nos gustaría sufrir?
¿Cuánto estás dispuesto a esforzarte? ¿Hasta dónde estás dispuesto a llegar? ¿A cambiar tu dinámica que por el momento no te da los resultados esperados?
Si algo no funciona, tenemos que innovar y probar cosas diferentes. La búsqueda de empleo es una etapa durísima que tenemos que dejar a atrás cuanto antes. Y con lo complicado que está el mercado laboral sabemos que no va a ser nada fácil. De hecho si en el 2009 un desempleado tenía 17 personas que competían por el mismo puesto de trabajo, en el 2014 esa cifra aumenta hasta los 110.

Pero como decía antes, si no estamos alcanzando los resultados que esperábamos…tenemos que cambiar. Y una forma de hacerlo sería ampliando nuestro círculo íntimo y de amistades.
La gente que nos rodea influye mucho en nosotros. En ocasiones no nos damos cuenta de cuánto nos afectan. Busquemos relacionarnos y ampliar ese círculo para encontrar a personas que también nos aporten otro punto de vista con su experiencia y personalidad. Antiguamente se decía que el escritor tenía que viajar (ahora tenemos internet aunque no es lo mismo) para vivir experiencias que luego plasmaba en sus libros. Pues salvando las distancias, sería algo parecido. Sal de tu ambiente para ver que hay fuera de él y experimentar nuevas sensaciones que puede que te aporten valor e ideas para mejorar tu situación.

Como te decía al principio del post (si has llegado hasta aquí GRACIAS) según Eisenberg, el éxito, “No se mide en números, sino en el crecimiento personal y la felicidad de los que te rodean”. Aunque lo que es impepinable, es que sin dinero no puedes garantizar las necesidades básicas. Seamos realistas.

Por último, hacer hincapié en una cualidad prioritaria, en el “superpoder” indispensable para lograr cualquier objetivo que nos propongamos:
El esfuerzo.
Es la base de cualquier proyecto. Si queremos encontrar un empleo, tendremos que esforzarnos al máximo, diría que al límite de nuestras fuerzas. Y aún así nadie nos garantiza que lo vayamos a conseguir. Pero lo que sí es seguro es que sin esfuerzo, ¡No conseguiremos nada!

Si hemos enviado 100 currículos y no hemos obtenido respuesta, enviemos 200. ¡Esfuerzo!

Si tenemos que reinventarnos y aprender sobre Marketing y Redes Sociales para relacionarnos mejor, mejor dedicar 10 horas al día que 5. ¡Esfuerzo!

Si queremos aprender Inglés pero no nos decidimos, lánzate y busca cursos gratuitos online. Dedícale todo el tiempo que puedas. ¡Esfuerzo!

No hay excusas…

¿Cuál es tu superpoder? Comparte si te ha gustado. 🙂

Deja un comentario

El blog de Miguel Ángel García

  • Crecimiento personal
  • Libros
  • Entrevistas

¡Gracias por subscribirte!

A %d blogueros les gusta esto: