¿Qué son las conversaciones cruciales?

¿Que son las conversaciones cruciales?

“Las personas que manejan el diálogo con habilidad sienten la confianza necesaria para decir lo que hay que decir a la persona que lo escucha”. Ron MacMillan.

Hola ¿Cómo estás? Ha comenzado la primavera. Para algunas personas es fantástico porque les gusta disfrutar del buen tiempo. El sol y la luz influyen poderosamente en el ánimo de la gente. Para otras personas significa una época más que complicada porque el polen y el polvo les hacen vivir un calvario por la alergia que tienen. Como siempre, depende de cada uno cómo afrontar cada día y con qué actitud hacerlo.

Esta semana he leído “Conversaciones cruciales” de Ron MacMillan, Kerry Patterson, Joseph Grenny, y Al Switzler. Y es que como dice mi perfil de twitter: soy conversador y preguntón. :))

Todos conversamos, charlamos o nos reunimos para hablar. La diferencia entre una conversación crucial e importante y una que no lo es, reside en saber que la estás teniendo. Te das cuenta que te has visto sorprendido por una conversación crucial en tu vida porque no la esperabas y ha surgido espontáneamente.

¿CUALES SON LAS BASES PARA UNA CONVERSACIÓN CRUCIAL?

Una conversación crucial es aquella entre dos o más personas donde:

1-Las opiniones son opuestas

2-Hay importantes factores en juego

3-Las emociones son intensas

4-Son espontáneas. Al ser conversaciones que nos cogen por sorpresa, nos vemos obligados a llevar a cabo una interacción humana compleja en tiempo real.

“Nos hemos convertido en verdaderos maestros en la evitar estas conversaciones difíciles. Solemos rehuirlas porque tememos que empeorarán las cosas. ¿Por qué? Porque las emociones no nos preparan para dialogar de forma satisfactoria. Cuando abordamos una conversación importante, nuestro cuerpo se prepara como si estuviera afrontando el ataque de un tigre, no para tratar con tu jefe, tu vecino o una persona que queremos”.

¿CON QUÉ TENEMOS QUE LIDIAR REALMENTE EN LAS CONVERSACIONES CRUCIALES?

Con el problema al que nos enfrentamos

– Con la otra persona

– Y con un cerebro que está ebrio de adrenalina y es casi incapaz de pensar racionalmente.

A medida que aprendemos a enfrentarnos a las conversaciones cruciales (y a manejarlas adecuadamente), con un conjunto de habilidades  podemos influir prácticamente en todos los aspectos de nuestras vidas.

Como casi siempre en nuestra vida, el problema somos nosotros. Por favor, no echemoss la culpa a los demás. El primer paso para alcanzar los resultados que realmente deseamos consiste en solucionar el problema de creer que los demás son la fuente de todo eso que nos aflige. La mejor manera de convencer “a los otros” es empezar por convencerse “a sí mismas”

Formular preguntas acerca de lo que realmente deseamos tiene dos objetivos importantes. En primer lugar, nos recuerda nuestro objetivo. En segundo lugar, alimenta el funcionamiento de nuestro cerebro, de manera que nos ayuda a mantenernos centrados. ¿Qué es lo que realmente deseas?

LA IMPORTANCIA DE LAS EMOCIONES

Las emociones no nos embargan como si se tratara de una nube, un ambiente o la niebla. No son los otros los que nos endosan las emociones. Tú y solo tú, creas tus emociones.

Una vez que hemos creado nuestras emociones de disgusto, solo tenemos dos opciones: podemos influir en ellas o ser influidos por ellas. Son nuestras historias las que moldean nuestras emociones y no los actos de las otras personas. Analice sus historias. Cuestione sus sentimientos e historias. NO confunda las historias con los hechos.

Nuestras emociones son increíblemente maleables. En los momentos cruciales casi siempre son erróneas. Con la práctica, podemos adquirir un poder increíble para cambiarlas. Y mientras lo hacemos, no sólo aprendemos a cambiar la manera que tenemos de ver a los que nos rodean, sino que aprendemos a cambiar también nuestras propias vidas.

¿Qué son las conversaciones cruciales?

ESCUCHAR ES UNA HABILIDAD IMPRESCINDIBLE

Una buena conversación se caracteriza porque existe un intercambio de opiniones, no un monólogo donde hay una persona que quiere hablar de lo que le importa a él/ella y no tiene la intención ni la voluntad de escuchar ¿Qué necesitamos para que otros compartan su camino, sus historias y sus hechos por igual? ESCUCHAR. Las personas tienen que creer que cuando comparten sus pensamientos, no ofenderán a otros ni serán juzgados por hablar con franqueza.

La importancia del tono de voz. Lo que crea seguridad no es el hecho de que estemos reconociendo las emociones del otro. Creamos seguridad cuando nuestro tono de voz dice que nos sentimos cómodos, aunque ellos sientan lo que sienten.

4 POTENTES HABILIDADES DE ESCUCHA EN UNA CONVERSACIÓN CRUCIAL

1-Preguntar. Comience simplemente por manifestar interés por las opiniones de la otra persona.

2-Reflejar. Aumente la seguridad reconociendo respetuosamente las emociones que muestran las personas.

3-Parafrasear. Cuando otros comiencen a compartir parte de su historia, replantee lo que ha escuchado para demostrar no sólo lo que entiende, sino también para dar seguridad a los demás y así animarles a compartir sus ideas.

4-Ofrecer hipótesis. Si otros continúan enfrascados, recurra a sugerir una suposición. Intuya razonablemente lo que los demás piensan y sienten.

Aprenda a observar. El primer punto de apoyo para el cambio positivo es Aprender a observar.

Crear seguridad. El segundo punto de apoyo es dar seguridad. Hemos señalado que el diálogo consiste en el libre flujo de significados y que el primer obstáculo a ese flujo es la falta de seguridad.

¿Estás preparad@ para mantener una conversación crucial?

Gracias.

#SácalePartidoAtuVida

Deja un comentario

El blog de Miguel Ángel García

  • Crecimiento personal
  • Libros
  • Entrevistas

¡Gracias por subscribirte!

A %d blogueros les gusta esto: