Comunicar pero bien.

comunicar pero bien 1

Comunicar pero bien.

Vamos a comunicar que nuestra empresa da pérdidas. ¿De qué forma lo hacemos? Podemos dotar la píldora, hacerlo de manera sutil o podemos hacer un comunicado en el que se explique con “transparencia”  que la organización está pasando serias dificultades y necesita del esfuerzo de todos y cada uno de los empleados.

Queremos que la gente esté implicada y motivada en un proyecto profesional y sin embargo, muchas empresas tienen una política de “no comunicación” parecida a la de la guerra fría con la “desinformación”.

Por lo general, se comunica periódicamente. Se ofrecen cifras, resultados, gráficos con una frecuencia que denota la poca preocupación que existe por ofrecer motivos y un sentido al trabajo de cada día.

Si, lo sabemos, se trabaja por dinero, pero si queremos que los profesionales rindan al máximo, estén motivados y se sientan valorados, habrá que darles algo más que un sueldo y ofrecerles un salario emocional que provoque un sentimiento de pertenencia a la empresa y que redunde en un aumento de la productividad.

Y solo hablamos de comunicación. He visto infinidad de documentos automáticos y repetitivos que lo único que despertaban en mí era un gran bostezo y no por tener sueño, sino por la falta de ganas de querer comunicar y con ello transmitir ilusión por los proyectos y las novedades.

comunicar pero bien

También hemos contemplado muchas veces como en las reiteradas reuniones (clonadas contínuamente) el responsable de dirigirla merecía un castigo (a él y a la empresa por no formarlo adecuadamente) por su forma de ¿comunicar? De expresarse, de utilizar un lenguaje falto de seguridad y contenido y de aburrir soberanamente a todos los asistentes.

¿Cuándo llegará el futuro a la comunicación en la mayoría de las empresas?

Comunicar es transmitir valores, es conseguir que las personas aprendan cosas que harán que se sientan más seguras. Y más seguridad en uno mismo se convierte en realizar un mejor trabajo.

¿Quién no ha preguntado mil cosas sobre multitud de aspectos relacionados con sus funciones, sus tareas, su formación, sus derechos, sus objetivos, sus compañeros y su empresa? ¿Por qué falta esa información?

¿Por qué no se esfuerzan tanto algunas empresas en la comunicación interna con la importancia que tiene?

¿Por qué sí que lo hacen en la comunicación externa de cara a la galería?

¿Dónde está la coherencia en este tipo de comunicación?

Comunicar bien, significa dotar a los demás de las herramientas de información necesarias para realizar con mejores garantías su desempeño laboral.

Comunicar en el momento oportuno es tener sentido común y no hacerlo es crear un vacío de información que sirve para caldo de cultivo de la toxicidad laboral.

Comunicar datos importantes y relevantes de la empresa a todos los empleados supone un ejercicio de responsabilidad.

Comunicar información de valor genera calidad y prestigio en la valoración de los profesionales de la organización.

 

El blog de Miguel Ángel García

  • Crecimiento personal
  • Libros
  • Entrevistas

¡Gracias por subscribirte!

A %d blogueros les gusta esto: