¿Cómo encontrar la auténtica felicidad? #38

La auténtica felicidad

“Las personas desean algo más que corregir sus debilidades, quieren que la vida tenga sentido, y no sólo ir tirando a trancas y a barrancas hasta el día de su muerte”. Martin E. P. Seligman

No seré yo quien tenga la fórmula mágica para conseguir la auténtica felicidad.¡No soy Gandalf, el mago!(Ya me gustaría) Sería pretencioso por mi parte, pero sí que te voy a hablar en este post #38 del libro “La auténtica felicidad” de Martin E. P. Seligman.

El creador de la Psicología Positiva afirma que “para entender el bienestar también necesitamos comprender las fortalezas y las virtudes personales. Cuando el bienestar procede del empleo de nuestras fortalezas y virtudes, nuestras vidas quedan imbuidas de autenticidad”. ¿Y la autenticidad nos hace tener felicidad? Para mí la respuesta es SI. Con todo lo que conlleva. La vida se basa en la autenticidad.

¿Cuáles son las fortalezas y virtudes personales que necesitamos comprender?

Fortalezas y Virtudes claves

-Sabiduría y conocimiento

-Valor

-Amor y humanidad

-Justicia

-Templanza

-Espiritualidad y Trascendencia

En “La auténtica felicidad”, Seligman nos lanza el mensaje de la importancia de desarrollar las fortalezas y las virtudes, antes que centrarnos en corregir los defectos. Se centra en el bienestar psicológico. Para ello crea el concepto de Psicología Positiva.

La Psicología Positiva se basa en tres pilares:

  1. El estudio de la emoción Positiva.
  2. El estudio de los rasgos positivos, sobre todo las fortalezas y virtudes, pero también las “habilidades” como la inteligencia y la capacidad atlética
  3. El estudio de las instituciones positivas, como la democracia, las familias unidas y la libertad de información, que sustentan las virtudes y a su vez sostienen las emociones positivas.

Las emociones positivas como la seguridad, la esperanza y la confianza nos resultan más útiles en momentos difíciles. Es en estos momentos cuando hay que comprender y desarrollar fortalezas y virtudes como el valor, la objetividad, la integridad, la equidad y la lealtad.

“La Psicología Positiva se centra en el significado de los momentos felices e infelices, el tapiz que tejen, y las fortalezas y virtudes que manifiestan y que otorgan una calidad determinada a la vida”.

En este enfoque de la Psicología el ejercicio de la bondad es una gratificación, a diferencia de un placer. Consiste en el compromiso total y en la pérdida de conciencia de la propia identidad. Cuando haces el bien, cuando somos generosos con las personas, estamos demostrando de qué madera estamos hechos y qué cualidades tenemos.

Todos nosotros poseemos en nuestro interior antiguas fortalezas de las que quizá no tengamos conocimiento hasta que se nos presente un verdadero reto. Efecto Harry Truman.

En este #Reto47Libros2016 sobre Desarrollo Personal, una de las cosas que estoy aprendiendo es que compartir conocimiento, tener ilusión por realizarlo y la pasión para crear cada semana un post que aporte valor y pueda ayudar a las personas, hace que mi vida sea mejor. No sé si conseguiré que las personas que leen el blog se sientan bien y aprendan lo que comparto con mis lecturas que es mi intención principal, pero lo que sí que sé es que estoy creando una buena vida. Y eso es importante.

¿Qué es una buena vida?

“La buena vida es algo más que la vida placentera, la vida significativa es algo más que la buena vida”

“La vida placentera puede encontrarse tomando champán y conduciendo un Porsche, pero no la buena vida. Yo diría que la buena vida consiste en emplear las fortalezas personales todos los días para lograr una felicidad auténtica y abundante gratificación. Es una actividad que puede aprenderse a desarrollar en cada uno de los ámbitos de la vida: el trabajo, el amor y la educación de los hijos”.

¿Cómo conseguir la auténtica felicidad?

Seligman dice que una de sus fortalezas personales es el amor por el conocimiento ¡Coincido al cien por cien! Aunque también añadiría que a ese conocimiento hay que sumarle la experiencia personal para poder alcanzar la sabiduría.

Como no todo es felicidad duradera, ni tener una buena vida constante, es imprescindible comentar que “las emociones negativas, como el temor, la tristeza y la ira, son nuestra primera línea de defensa contra las amenazas externas. Todas las emociones tienen un componente sentimental, uno sensorial, uno de reflexión y uno de acción. El componente sentimental de todas las emociones negativas es la aversión: indignación, temor, repulsión, odio y similares. Estos sentimientos como todo aquello que vemos, oímos y olemos se inmiscuyen en la conciencia e invalidan todo lo que está pasando”.

¿Por qué son importantes las emociones positivas?

La profesora Barbara Fredrickson afirma que las evoluciones positivas tienen un objetivo fabuloso en la evolución. Amplían nuestros recursos intelectuales, físicos y sociales y los hacen más perdurables, acrecientan las reservas a las que podemos recurrir cuando se nos presenta una amenaza o una oportunidad. Cuando estamos de talante positivo, las personas como nosotros mejoran, y la amistad, las relaciones amorosas y las coaliciones tienen más probabilidades de prosperar. A diferencia de las limitaciones que induce la emoción negativa, nuestra actitud mental es expansiva, tolerante y creativa. Estamos abiertos a nuevas ideas y experiencias.

C.S. Pierce, fundador del pragmatismo, escribió en 1878 que la función del pensamiento es disipar la duda: “no pensamos, apenas somos conscientes hasta que ocurre algo malo. Cuando no nos enfrentamos a ningún obstáculo, sencillamente nos deslizamos por la carretera de la vida, y sólo cuando tenemos una piedrecilla en el zapato se desencadena el análisis consciente”.

¿Qué pasa cuando somos felices?

Cuando somos felices nos centramos menos en nosotros mismos, nos caen mejor los demás y deseamos compartir nuestra buena fortuna.

Sentir emociones positivas es importante, no sólo porque resulta agradable por derecho propio, sino porque genera una mejor relación con el mundo. Si desarrollamos más emotividad positiva en nuestra vida, desarrollamos amistad, amor, una mejor salud física y mayores logros.

“La felicidad verdadera proviene de elevar el listón para uno mismo, no de compararse con otros”.

Gracias.

#Reto47Libros2016

Desarrollo Personal

Miguel Ángel García

@alienaragorn

Deja un comentario

El blog de Miguel Ángel García

  • Crecimiento personal
  • Libros
  • Entrevistas

¡Gracias por subscribirte!

A %d blogueros les gusta esto: