Ciudadanos de la realidad

Cuando llega el momento de enfrentarte tú solo a tus miedos y a tus inseguridades, cuando pones a prueba tus amistades y a tu entorno social y cuando resulta que te unes al grupo de los “desempleados“, de los que están en “búsqueda activa de empleo” es que te ha llegado, otra vez la hora de la verdad. Te has convertido en uno de los “Ciudadanos de la realidad“. Solo que ahora la realidad es más (si cabe) puñetera y tozuda de lo que era antes. 

Has pasado de tener en muchos casos una vida rutinaria (recomiendo que leáis “El bolígrafo de gel verde” si no lo habéis hecho ya) a pasar a otra dimensión, a otra fase muy distinta de la anterior. 


Puede que tu pasado te atrape y todavía estés haciéndote preguntas de ¿por qué a mi?. Podrás hacer todas las preguntas que quieras pero ten en cuenta que igualmente te asomarán multitud de respuestas, incluso las circunstancias que han influido pueden variar tanto que en muchos casos no hallarás la solución que te gustaría.

Da igual. El pasado te servirá para aprender de él. La experiencia que has conseguido te servirá de base para edificar un proyecto donde la autoestima, la confianza en ti mismo, el apoyo de los que te quieren y el valor añadido que tú puedes generar agruparán un sólido plan para conseguir tu objetivo prioritario: conseguir un empleo digno o emprender un nuevo proyecto.

Escuché de una persona que estaba en esta misma situación, la siguiente frase: “Cuando te quedas sin trabajo, la mayoría de la gente te aparta como si fueras a mancharla, te aleja para que no les contamines…” por desgracia parte de la sociedad es así. Y afortunadamente hay otra parte que no lo es y es solidaria, comprensiva y con una sensibilidad especial.

Estamos hablando de las relaciones personales, donde la prioridad de muchos es el egoísmo propio de la naturaleza humana. Cuando puedes hacer favores que te piden, cuando estás en una posición de dar, cuando se supone que eres una persona de cierto “éxito” social, (ya sabemos que el éxito es relativo y depende de la valoración de cada uno) porque tienes una buena posición económica que garantiza tu escala básica de la Seguridad  con tus recursos económicos y tu fase de Reconocimiento que te da confianza y respeto y que establece un buen status, todos se acercan como moscas, te rodean, te piden, te solicitan…

¿Qué pasa cuándo estás en la realidad del desempleo?¿Qué hacemos cuando un día nos quedamos sin trabajo?

Asumirlo. Como decía antes, aprender del pasado, de la experiencia adquirida y utilizarla para mejorar tus cualidades y tu autoestima.


Un emprendedor de éxito (Marc Vidal) decía que los cambios que estamos sufriendo son tan grandes a todos los niveles, (económicos, sociales y laborales), que si queremos lograr nuestro propósito, tenemos que cambiar nuestra mentalidad. Lo que hacíamos antes, quizás ahora ya no sirva para conseguir nuestro objetivo. 

Hay que renovarse, hay que quererse y hay que cambiar (si no lo hemos hecho ya) nuestra actitud. No valen las excusas, no sirve de nada culpar a los demás, esta situación es tuya, es nuestra y sólo nosotros podemos darle la vuelta…
  



El blog de Miguel Ángel García

  • Crecimiento personal
  • Libros
  • Entrevistas

¡Gracias por subscribirte!

A %d blogueros les gusta esto: