4 claves para elegir dónde comprar

4 claves para elegir dónde comprar

El impulso que tenemos las personas para comprar es muy poderoso. La emoción nos arrastra como si fuera un elefante desbocado que arrasa todo lo que encuentra en su camino. Imagina el pasillo de unos grandes almacenes llenos de productos a un lado y a otro, con carteles muy atractivos para que compres. ¡No necesitas nada! Pero cuando ves un producto alucinante, tu mente te “traiciona” y te enseña a través de imágenes lo bien que te vendría un artículo de esas características. Piensas que te quedará de lujo y que te mereces un regalo así.

En una página web ocurre algo parecido. Diseñada para que tu mirada se vaya a unos productos concretos, vemos tres o cuatro productos que nos llaman la atención. Unas fotos increíbles muy bien escogidas, unos carteles espectaculares y unos precios rebajados que nos parecen una ganga. Otra vez el elefante se desboca y nuestra primera emoción (la alegría por encontrar un producto que nos encanta) arrasa sobre cualquier opinión que nos hagan en ese momento. Estamos decididos a comprar esos productos que tenemos tan accesibles a un solo clic de que nos los traigan a casa. El elefante ha convertido el camino de la emoción en una autopista de cuatro carriles. La razón se quedó a muchos kilómetros de distancia.

Después de comprar libros, ropa, perfumes, o un viaje a Islandia que nos hacía muchísima ilusión, cuando ya han pasado unas cuantas horas del impulso y necesario ejercicio de comprar lo que consideramos imprescindible para nosotros, aparece la razón justificando nuestra compra.

Hoy en día comprar en una página web es tan fácil como poner un pañal a un bebé, requiere de voluntad para hacerlo (cambiarlo requiere más práctica sobre todo si tiene regalo), solo tienes que acceder, ver, elegir y comprar, ¡ya está! Y al día siguiente lo puedes tener en tu casa.

¿Qué hace que nos decidamos por un sitio u otro a la hora de comprar? Existen estrategias psicológicas para aumentar las ventas.  Voy a comentarte 4 claves para decidirte por la mejor opción en la elección de un producto o servicio.

4 claves para elegir dónde comprar

  • Confianza. Una relación comercial se basa en la confianza. La empresa que vende a través de una página web tiene que lograr que confíes en ella, creando una experiencia única de venta. Las fotos de personas generan confianza. La sencillez y la facilidad de acceso al producto o servicio tiene que ser total.
  • Honestidad. Supone tener el valor de decir la verdad. Si confiamos en una persona o una web de productos online y después nos encontramos con que el precio tiene costes ocultos de los que no nos han informado, nos sentiremos engañados. Y como dice la ley de la venta (esta me la he inventado yo) “Tienes la oportunidad de venderme una o más veces, incluso tener un cliente fiel, pero solo podrás engañarme una vez”.
  • Innovación. Entrar en un sitio a comprar independientemente si es un lugar físico como una tienda de tecnología o un negocio online, significa encontrar novedades que impacten positivamente en el cliente. Como compradores, nos gusta ver lo más novedoso, comprarlo y contárselo a nuestra familia y amigos. ¡Queremos alardear de lo que compramos! Nos sentimos bien cuando lo hacemos.
  • Emociones. Cualquier espacio de ventas, tiene que emocionar a las personas, sorprenderlas para hacerlas sentir únicas y extraordinarias. Una experiencia así, se recuerda durante mucho tiempo. El boca a boca es la mejor publicidad (y más barata) que existe.

Una experiencia de compra tiene que convertirse en un momento especial e inolvidable.

¡Toma tus propias decisiones! Elige y compra.

 

 

El blog de Miguel Ángel García

  • Crecimiento personal
  • Libros
  • Entrevistas

¡Gracias por subscribirte!

A %d blogueros les gusta esto: