10 preguntas para Víctor Candel

10 preguntas para Víctor Candel

Cualquiera diría que Víctor es Ingeniero Técnico, estudios que cursó pero que no le encaminaron hacia su verdadera vocación: LAS PERSONAS. En su andadura profesional fue responsable de gestión y de desarrollo de personas en distintas empresas de carácter nacional. Desde que lo conocí, hace poco más de un año y medio en una MasterClass que ofreció junto con su socia Isabel Iglesias sobre la búsqueda de empleo a través de las redes sociales, y tuve la oportunidad de charlar con él sobre diferentes temas, reconozco que me impactó su sencillez,su trato llano y cordial, sin ceremonias ni formulismos, su buena conversación y su pasión por el trabajo con las personas.

Me había leído unas cuantas veces uno de sus posts más leídos: “35 gestos corporales durante una entrevista laboral”que me vino de lujo para algunas entrevistas. Su blog fue de los primeros que comencé a leer cuando me inicié en las redes sociales.

Cuando he coincidido con él en alguna charla que ha dado sobre cómo afrontar nuevos proyectos profesionales y las posibilidades que ofrecen las redes sociales para generar mayores opciones, su trato siempre ha sido fantástico y cordial. Estas cosas hay que decirlas, hay que ser agradecido.

Ahora Víctor es Socio Director de Etrania Human Resources&Training donde acompañan a las organizaciones como socio estratégico en la gestión de personas apoyándose en el uso de las nuevas tecnologías digitales. Es un referente en el sector Recursos Humanos, Social Recruitment, EmployerBranding, Selección y Formación.

Es conferenciante, formador y profesor colaborador en la Universidad de Alicantey diferentes escuelas de negocios. Visto desde la perspectiva de estar conectado a través de las redes sociales y en ocasiones en el mundo 1.0, diría que Víctor se trazó un camino que siguió a pesar de las dificultades y que llevaba a las personas…

Gracias Víctor por colaborar conmigo con tu tiempo. Estas son las 10 preguntas:

1.Uno de los grandes problemas con el que nos encontramos cuando buscamos un nuevo proyecto profesional es la falta de claridad. A mí me ha pasado. En un momento complicado siempre es más difícil focalizar. Tenemos mucha prisa por empezar en un nuevo trabajo, nos apuntamos a todas las opciones que vemos y así, es más difícil ser visible y destacar. Creo que vamos corriendo cuando lo que deberíamos hacer es sentarnos a reflexionar y pensar qué es lo que queremos hacer. Después planificar una estrategia para conseguirlo. ¿Qué recomendarías a alguien que se encontrase en esa situación?

Creo que se trata de una situación por la que todos hemos atravesado en algún momento de nuestra carrera profesional. Siempre es igual, cuando estamos en activo no somos conscientes de la importancia de cuidar y mejorar nuestra empleabilidad, y nos damos cuenta del error que hemos cometido cuando nos hemos quedado en desempleo; en ese momento buscamos resultados inmediatos por la necesidad imperiosa de volver a incorporarnos al mercado laboral, pero estamos tan bloqueados y nos sentimos tan desorientados, que al final los resultados que obtenemos en nuestra búsqueda de empleo son infructuosos.

Soy de la opinión que el actual mercado laboral nos exige la planificación de una estrategia de búsqueda de empleo a llevar a cabo a lo largo de toda nuestra vida laboral, pensando a largo plazo y no de forma puntual durante nuestro periodo de desempleo.Las relaciones laborales ya no son relaciones estables de por vida, ningún empresario puede ya comprometerse a un matrimonio indisoluble con un trabajador, por lo que un profesional siempre debe estar en búsqueda activa de empleo, creando las oportunidades para que las cosas sucedan.

2.Conseguir que 9.285 personas se suscriban a tu blog no es una tarea fácil ni mucho menos rápida. Necesita de constancia y de una creación de contenidos de valor que solucione problemas a la gente. La combinación de búsqueda de empleo y la utilización de nuevas tecnologías ha hecho que alcances la astronómica cifra de más de un millón de visitas. ¿Qué beneficios ves tú a tener un blog y qué inconvenientes?

Para mí crear el blog marcó un antes y un después en la forma de concebir y desarrollar mi aprendizaje. Lo que nació con el objetivo de compartir experiencias y conocimientos, se ha convertido en una vía de aprendizaje continuo que me ha ayudado en el desarrollo de nuevas competencias y habilidades, y también en la mejora de otras.

A nivel profesional ha supuesto un cambio de 180 grados, ya que me ha permitido mantenerme actualizado (en muchas ocasiones para poder escribir sobre un determinado tema, hay que documentarse previamente), además de darme la posibilidad de interactuar y conocer a otros profesionalesde mi área profesional. Ha sido una vía de oportunidades laborales, gracias a él he recibido propuestas muy interesantes que se han transformado en proyectos con empresas y colaboraciones con entidades formativas. Además fue el detonante que me ayudó a tomar la decisión de dejar un empleo para lanzarme a crear mi propio proyecto profesional junto a Isabel Iglesias.

Los inconvenientes… se diluyen entre los cientos de beneficios que me ha ofrecido y aportado.

 

3.“No olvides que cualquier contacto puede ser una oportunidad de empleo”, una gran frase tuya que en ocasiones no tenemos en cuenta ya que vivimos también en la sociedad de la “apariencia”, tanto en las redes sociales como en el tú a tú personal. El psicólogo Walter Riso dice en “Pensar bien, sentirse bien” que somos más amables y receptivos con aquellas personas que “ostentan” las 3 “P”: Poder, Prestigio y Posición o alguna de ellas. “Elogiamos más a menudo los coches, los muebles y la ropa de alguien que su inteligencia o bondad”. Víctor, ¿Cómo “calas” tú a las personas? ¿Cómo detectas si hay “apariencia” o por el contrario conectas y recibes un buen feelingde esa persona?

Sin duda estamos viviendo en la era de lo superficial y efímero, en el mundo de las falsas apariencias. Aunque resulte poco objetivo, he de confesar que suelo dejarme influenciar por mi intuición, y hablo de la intuición basada en la experiencia, no en impresiones. Creo que toda persona, cada vez que tiene que tomar una decisión, echa mano de esa base de datos almacenada gracias a nuestra experiencia, para tratar de reconocer patrones o modelos de conducta.

En un primer momento soy una persona bastante confiada, que no juzga primeras impresiones y suele esperar a ver cómo se desarrollan las relaciones para tomar una decisión. Por suerte, las falsas apariencias no pueden mantenerse indefinidamente, siempre se cometen errores que dejan al descubierto la credibilidad de lo mostrado por una persona y su verdadera personalidad.

 

4.La comunicación entre personas y la información que podemos conseguir con las nuevas tecnologías ha evolucionado a pasos agigantados los últimos años. Como profesional y experto del tema que busca y encuentra información sobre posibles candidatos,¿crees que conocemos el potencial de lasnuevas tecnologías? ¿Por qué hay personas que están en una época de cambio que siguen sin utilizarlas, no las necesitan?

Es evidente que las nuevas generaciones se encuentran, en general, más familiarizadas con las nuevas tecnologías, aunque este hecho no significa que el uso que les den, sea el más adecuado o correcto. En el caso de las “viejas” generaciones, existe una fuerte resistencia, desconfianza o miedo a utilizarlas, sin darse cuenta que actualmente puede suponer quedar excluido del mercado laboral.

Hoy en día, las personas que no saben usar Internet y las redes sociales, ya son consideradas los nuevos analfabetos de nuestro tiempo. El avance de la tecnología demandapor parte de las empresas una actualización de conocimientos y habilidades permanente en los profesionales.

 

5.Comentaba en la primera pregunta lo difícil que es tener claro nuestros objetivos, ya decía Peter Drucker que “La gestión por objetivos funciona si sabes los objetivos. El 90% del tiempo no los sabes”.¿Crees que las personas tienen claros sus objetivos, que saben lo que quieren?

Depende, pero de forma generalizada, no. Tener claros cuales son los objetivos que deseas alcanzar, supone haber realizado previamente un proceso de autoconocimiento para sacar partido a tus fortalezas y minimizar tus debilidades. Decía Shakespeare que “De todos los conocimientos posibles, el más sabio y útil es conocerse a sí mismo”, pero pocos profesionales se conocen a sí mismos. Por mi experiencia realizando procesos de selección, puedo constatar que son pocos los candidatos que saben expresar durante la entrevista cuáles son sus intereses y motivaciones, qué pueden ofrecer, cuáles son aquellas competencias y habilidades en las que destacan…

  1. Eres un apasionado de la novela histórica y lees a autores como Matilde Asensi, Julia Navarro o Chufo Llorens. Recrear una época me parece un mérito extraordinario por la cantidad de trabajo de documentación e investigación que conlleva. Por ejemplo, “Dime quién soy” (una de mis preferidas de Julia) recorre lugares de España, Argentina, Rusia y Polonia. Te estarás preguntando Víctor qué te voy a preguntar… ¿Qué título le pondrías a la época que estamos viviendo actualmente?

Tal como comentas, nos encontramos en un cambio de época, fuertemente asociado a tres revoluciones: sociocultural, económica y tecnológica, siendo los impactos cruzados entre ellas los que están provocando procesos de cambio globales. Coincido con otros profesionales en que la denominación de época VUCA (volátil, incierta, compleja y ambigua) es la más adecuada para los tiempos que nos está tocando vivir.

7.Eres un profesional especializado en la Búsqueda y atracción de talento en la red ¿Qué recomendaciones podrías darnos si queremos ser contactados en redes sociales por un reclutador?

En primer lugar y aunque parezca obvio, tener presencia y ser activo en aquellas redes sociales en las que las empresas del sector, hacia el cual diriges tu candidatura, tengan perfil corporativo. Hay personas que piensan que basta con crear un perfil y cumplimentarlo con sus datos profesionales y académicos, como si se tratara de un CV online, y esto no funciona así.

En segundo lugar, incluir palabras clave en tus perfiles sociales para asegurarte que serás fácilmente encontrado.Los reclutadores buscamos candidatos en redes sociales a través de palabras clave relacionadas con un puesto de trabajo, sector, conocimientos, habilidades, ubicación… Si no las incluyes, difícilmente podrás ser encontrado.

Y por último, facilitar la tarea al reclutador para que pueda contactar contigo. Y con esto me refiero a facilitar una dirección de correo o teléfono en el extracto público de LinkedIn, o habilitar en Twitter la opción para recibir mensajes directos de cualquier persona incluso si no lo sigues…

  1. Siempre he procurado aprender sobre la gestión de personas y el liderazgo. Teniendo en cuenta que cada persona es diferente y que esa diversidad es lo que enriquece cualquier organización, ¿piensas que las empresas invierten y se preocupan de la formación, no sólo para que los colaboradores aprendan rápidamente sus funciones y se incorporen o se reciclen para desarrollar bien su trabajo, sino para desarrollar habilidades sociales y mejorar la inteligencia emocional que beneficie el comportamiento del equipo y con ello el clima laboral?

Pues sinceramente… son un reducido número de empresas las que invierten en el desarrollo de las habilidades sociales e inteligencia emocional de sus trabajadores. Pero no me extraña nada, te invito a reflexionar: Enseñamos a nuestros hijos a leer, escribir, vestirse, hablar… sin embargo, olvidamos una de las herramientas más importantes a lo largo de su vida personal y profesional, enseñarlos a gestionar sus emociones. Si no nos molestamos en hacerlo con nuestros hijos, ¿cómo podemos esperar que lo hagan las empresas con sus trabajadores?

Por otro lado, creo que es un error dejar en manos de una empresa nuestro desarrollo profesional, cada uno de nosotros debemos ser los principales responsables de adquirir o mejorar aquellas competencias o habilidades que requiere nuestro puesto de trabajo, creando nuestro propio entorno personal de aprendizaje.

9.Uno de los últimos libros que me he leído, “La brújula de Shackleton” de Javier Alcoba me ha sorprendido, emocionado y me ha hecho disfrutar de la lectura y del aprendizaje que supone encontrarse líderes que como Shackleton supo gestionar un grupo de personas (que previamente había seleccionado él mismo) y que a pesar de las innumerables dificultades que tuvieron que superar (el barco “Endurance” se quedó atrapado en el hielo de camino al Polo sur durante 4 meses y soportaron temperaturas de -30 grados que hubieran desanimado a cualquiera, esto ocurrió el 19 de Enero de 1914) fue capaz de que sus hombres encontraran cada día un motivo para luchar por su vida. Víctor, ¿Cuáles son tus motivos para ir cada día a trabajar y para vivir? ¿Qué líder te ha inspirado a ti?

A día de hoy, mi mayor motivación para ir cada día a trabajar es haber podido convertir en un medio de vida una de mis grandes pasiones. Trabajo en lo que realmente me gusta, en una actividad que hace que me brillen los ojos, que se me acelere el corazón con cada nuevo reto o proyecto, y que me hace sentir bien conmigo mismo. Si quieres dejar una huella significativa en todo lo que haces profesionalmente, si deseas vivir una existencia con más felicidad, lo primero que debes hacer es encontrar tu pasión y convertirla en tu profesión.

Uno de los elementos que hacen a los trabajadores querer ir al trabajo con entusiasmo es tener como jefe a líder que inspire, pero en mi caso nunca he tenido esa suerte… no puedo considerar “líder” a ninguno de los superiores jerárquicos que he tenido a lo largo de mi carrera profesional,por lo que sinceramente no hay ningún líder que me haya inspirado.

10.¿Qué libro o libros estás leyendo? ¿Cuál les recomendarías a los lectores del blog?

Suelo leer varios libros a la vez, me gusta combinar la lectura de novela histórica con la de libros de empresa relacionados con mi ámbito profesional. Ahora estoy leyendo “Llamé al cielo y no me oyó” de Juan Pedro Cosano, una novela enmarcada en el Jerez de la Frontera de mediados del siglo XVIII; y “50 casos de éxito en Experiencia de empleado“, de Rafael Vara, Itziar Nieto e Ignacio Fernández de Piérola, un libro con propuestas de acción y casos reales de empresas que están implementando tendencias en el ámbito de los RRHH.

Como lector tengo especial cariño a la novela “El nombre de la rosa” de Umberto Eco, y al libro “Cómo ganar amigos e influir sobre las personas” de Dale Carnegie. Os recomiendo ambos.

Muchas gracias Víctor.

La vida continúa. Protagonízala.

Miguel Ángel García

@alienaragorn

Deja un comentario

El blog de Miguel Ángel García

  • Crecimiento personal
  • Libros
  • Entrevistas

¡Gracias por subscribirte!

A %d blogueros les gusta esto: