10 preguntas para Mercè Roura.

10 preguntas para Mercè RouraMercè es periodista, escritora y bloguera. Una apasionada de la comunicación y enamorada de las personas y las palabras. Su blog “La rebelión de las palabras” es una cita obligada para los amantes de las palabras, las emociones y la vida. Una vez comienzas a leerlo, esas palabras te susurran, te atrapan y te dan la vuelta una y otra vez. Te revolverán la conciencia y el acomodamiento que puedas tener, te llamarán para que te pongas en marcha, para que asimiles que la vida no es un cuento, aunque muchas veces queramos que lo sea para no tener que vivirla con toda la fuerza de su realidad. Y es que si hay algo que Mercè consigue con sus palabras es pintarte la realidad con sus acuarelas, dibuja sus sentimientos y emociones como poc@s lo hacen. Es directa y eso me gusta, sin ambages, sin edulcorantes, sus historias siempre se agradecen, te alivian, te curan y te enseñan.

En noviembre publicó su primer libro: “Amo la imprudencia de mis palabras”, donde encontrarás “un puñado de historias que necesitaba contar mientras intentaba sujetar mi mundo para que no se viniera abajo. Un montón de palabras irreverentes, imprudentes y osadas que todos susurramos, pero que pocos nos atrevemos a decir en voz alta…”

Gracias Mercè por colaborar conmigo en esta entrevista de 10 preguntas.

1.Cuando descubrí tu blog “La rebelión de las palabras”, encontré un oasis donde beber agua en medio del desierto. Enseguida me impactó tu manera de sacar de las entrañas unas palabras que a mí realmente me cautivó. Había autenticidad y eso no es nada fácil conseguirlo. ¿Las palabras son una terapia para esta vida o son sólo eso: palabras?                                                                                                                                                                                           Las  palabras nunca son sólo palabras, al menos para mí. Cada uno tiene con ellas una relación anterior… Cuando las lee o las escucha le recuerdan todas las veces que las ha usado y oído. Tienes razón son terapéuticas, siempre pienso que cuando le pones nombre a tus miedos se hacen más pequeños, más superables, más asequibles.  Ser capaz de decir con palabras lo que te duele es un paso de gigante para superarlo porque borras las excusas…                                     

   

                                           
2. Mira que es difícil y complicado que alguien se suscriba a un blog habiendo una oferta tan amplia y variada donde elegir. Mercè, tú sin embargo ya superas los 10.100 suscriptores, lo cual dice mucho del contenido que aportas. ¿Qué crees que encuentra los lectores en tus palabras?

Hay muchas personas que me dicen que parece que escriba sobre ellos, que lea su mente o su alma… Yo creo que lo que sucede es que en el fondo todos sufrimos por lo mismo, tenemos los mismos miedos. Lo que nos diferencia es la forma en que nos enfrentamos a ellos… Algunos les miran a la cara, otros se quedan quietos o se esconden, muchos los dejan para otro día que no llega nunca… Creo también que una de las claves para llegar a las personas, para comunicar, es ser honesto, sincero. Yo soy muy sincera, me desnudo mucho, me abro en canal hasta dónde puedo y supongo que eso se nota.  Un día alguien me preguntó qué era mi blog y le dije que era una autopsia emocional pero a lo vivo.                                                                                                                                                                                                                    
3.Creo que hay una tendencia catastrofista y alarmista en la forma de comunicar de muchos medios de comunicación tradicionales. Teniendo en cuenta que las emociones negativas nos duran a las personas 140 minutos y las positivas solo 60 minutos quizás sea una forma eficaz de comunicar (y vender su imagen y sus productos) pero como periodista que eres ¿No podríamos enfocar la comunicación y la información de otra forma que aportara valor constructivo y no sólo realismo fatídico y sensacionalista con el marketing emocional?

La información es negativa casi siempre. Yo soy periodista y por definición la felicidad no es noticia, aunque con los tiempos que corren casi debería serlo… En un informativo hay muchas noticias terribles y lo peor es que son ciertas… Estos días por ejemplo, el drama y la vergüenza de lo que les sucede a los refugiados… Y no pasa nada, como si no existieran. Sin embargo, las noticias nos dibujan una imagen real pero sesgada de lo que pasa. No todo es negativo, hay muchas personas que hoy no matarán, ni robarán, ni harán daño a nadie. Es más, hay personas en muchos lugares jugándose la vida por ayudar a otros. Eso sale poco en las noticias. Yo siempre pongo el mismo ejemplo. Una noticia típica que nos revuelve las tripas, una madre que esta noche abandona a su hijo, para mí inconcebible y terrible. Sin embargo, nadie hace una noticia sobre las cien mil madres que esta noche estarán despiertas al lado de sus hijos intentando bajarles la fiebre… Un solo acto cruel lo ensucia todo pero hay más amor del que parece.                                      
4.Me gustan las personas como tú que muestran su vulnerabilidad. que arriesgan, que muestran su esencia y escriben y comunican desde las entrañas y con esa imprudencia que nos hace sabios que comentas tú, Mercè. ¿Por qué nos cuesta tanto mostrar nuestra vulnerabilidad a los demás? ¿Por qué da la sensación de que haya que estar cuasi perfectos de cara a todo el mundo?                                                                                                                                         Nos han educado para pensar que la emoción es debilidad, que ser vulnerable es ser pusilánime. Y mientras no descubramos nuestras vulnerabilidades no las podremos usar para crecer. Nuestros puntos débiles son oportunidades para madurar y aprender, forman parte de nosotros mismos y no debemos avergonzarnos de ellos. La lucha por la perfección lo corrompe todo, te deja exhausto y no te permite ser tú mismo ni brillar. Nuestros defectos también son maravillosos y si en lugar de tomarlos para mejorar, los ahogamos bajo una máscara, nos quemarán por dentro.            10 preguntas para Mercè Roura   
5.Ese mundo interior que tenemos tod@s y que en distintas épocas de nuestras vidas tenemos que sujetar hasta con alfileres para que no se desmorone, ese zarpazo que tarde o temprano nos da la vida y nos deja heridas que tardan en cicatrizar, puede que sea uno de tus principales temas en tus palabras. Cada persona es diferente y tiene una forma de asumir esas situaciones difíciles. ¿Qué le recomendarías a los lectores/as que estén pasando por una situación así?

No quiero dar fórmulas. No hay. Yo comparto las mías y es muy difícil ponerse en el lugar del otro. Al final, yo me he dado cuenta de que todo pasa por algo o al menos, que hay que aprovechar lo que pasa para sacar algo que nos ayude a crecer y madurar. Cosa que duele oír cuando lo que te pasa es un golpe duro, pero también es aplicable. Yo creo que las grandes personas (esas que consiguen amarse a sí mismas y respetar a los demás) son las que transforman su dolor en algo hermoso, en algo bueno, las que toman las piedras del camino y construyen su fortaleza.                                                  
6. Hemos comentado el poder de convocatoria y de atracción que tiene tu blog. Ahora le toca el turno a tu primer libro “Amo la imprudencia de mis palabras”. Un libro que recomiendo para todas aquellas personas que crean y quieran disfrutar de la magia de las palabras. Es difícil elegir entre los capítulos, pero por mencionar uno, el de “A esas personas” comienza así: “Me gusta la gente que sabe ver el brillo y el mérito de los demás. Eso los hace grandes, enormes. Son personas que saben ver el talento ajeno y no les asusta, les ilusiona, les abre la mente, les muestra un camino de oportunidades compartidas…” ¿Es falta de seguridad ver el brillo en los demás y por qué a muchas personas les cuesta tener una buena autoestima?                                                                                                                             ¡Eso es terrible! No entiendo por qué mucha gente cree que si a los demás les van las cosas bien, eso invalida que a ellos les pase lo mismo. Yo creo que hay que sumar y reconocer el brillo ajeno. Por justicia e, incluso, por egoísmo. Yo prefiero mil veces que a las personas que me rodean les vayan las cosas bien porque eso es bueno para ellos y para mí. Recuerdo una vez en una entrevista, era un joven senegalés que estaba en mi pueblo y lo pasaba muy mal. No tenía nada para comer y yo le pregunté por qué no regresaba a su país cuando pudiera y estaba con los suyos, al menos, acompañado de personas que le querían, en una situación tan dura visto que aquí llevaba mucho tiempo y no conseguía nada. Él me dijo que no, que puestos a pasar hambre, mejor estar en un lugar donde hay abundancia, porque a los que les sobran cosas, a veces, se les caen y comparten. No nos debe asustar de la abundancia ajena. Los inteligentes se rodean de personas que tienen éxito por si se les pega…                                                                                                                                                                                                                                         
7.El miedo es una emoción implantada en la cultura humana desde hace unos 20.000 años. Pilar Jericó en “No miedo” por citar un libro sobresaliente sobre el tema, explica que hay dos tipos de miedo:
1-El que te salva la vida.
2-El que te bloquea y no permite ni que tomes decisiones ni que avances en tu vida.
¿Por qué tenemos miedo a ser imprudentes, a arriesgar, a hacer el ridículo y a pasar a la acción?                          Llevamos siglos asustados. Nos han dicho que no arriesguemos, que no pensemos por nosotros mismos, que cerremos la puerta… Nos han dicho eso de “más vale malo conocido…” que me parece demoledor, porque a parte de ser una frase totalmente falta de esperanza, nos obliga a continuar aguantando algo malo sin intento de mejora. El miedo nos paraliza si no sabemos usarlo para coger fuerzas. Hay personas sabias que saben darle la vuelta pero no todos saben hacerlo… Nos han educado para no hacer el ridículo, cuando en realidad, el único ridículo es no atreverse a hacer algo que nos haría felices por temor al qué dirán. Yo propongo ser un poco imprudentes, con respeto, eso sí. Decir aquello que no nos atrevemos a decir por mil miedos ancestrales. A veces, resulta que dices lo que nunca dirías y pasa lo que nunca antes ha pasado. Y si es bueno o malo ya se verá, al menos es distinto y rompe la rutina… La rutina mata la creatividad.                                                                                                                                                                                                    

 
8.Hace poco te has lanzado a contar tus historias utilizando el vídeo, creo que fue poco después de la publicación del libro. En este caso comunicas con tu imagen y tus palabras directamente, haciendo fuerte el dicho “una imagen vale más que mil palabras”. Esta vía nueva de conectar con las personas que te siguen y la posibilidad de llegar a otro tipo de perfil que opta más por los vídeos, ¿Qué sensaciones te genera ponerte delante de una cámara y por qué crees que hay que hacerlo? Y a alguien como yo que quisiera empezar ¿Qué consejos le darías para comunicar bien y mejor?

Llevo años ante la cámara como periodista.  No es nada nuevo. Es otra forma de comunicar, más evidente y menos sugerente pero efectiva. A las personas nos gusta ver quién nos habla y qué gestos usa. El lenguaje no verbal es muy importante, debería ser asignatura en nuestras formación reglada, al  igual que la oratoria. Una persona que no sabe comunicar su talento es como si careciera de él. Yo a eso lo llamo ser una alcachofa, con un corazón muy tierno y sabroso pero con mil hojas por encima que no permiten llegar a él. Mi consejo es aprender a comunicar ya porque si no nadie se dará cuenta de lo mucho que valen…                                                                                                                                                                                                                                                   
9.¿Qué personas han ejercido una gran influencia en ti para desarrollar tu amor por las palabras y tu pasión por comunicar? ¿Quién es para ti un ejemplo a seguir?                                                                                                                 Escribo desde siempre. No recuerdo un momento de mi vida en que no anduviera con un blog de notas escribiendo historias. Las palabras han sido mi refugio y mi evasión. Gracias a ellas he conseguido mirarme al espejo y decirme lo que me debía desde siempre. Las palabras curan y cierran heridas y yo las he usado para eso y mucho más. Mis influencias… ¡He leído tanto!! Poesía, literatura, psicología positiva… Tengo un recuerdo maravilloso de un libro de Mario Alonso Puig “Reinventarse”. Una madrugada estaba rota y con el corazón acelerado y reabrí su libro al azar y empecé a leerlo, convencida de que habría una respuesta… Y el corazón volvió a su ritmo y me quedé dormida en un rato. Las palabras curan, de verdad, pero hay que dejar que no invadan, no basta con leerlas.                                                   
10. Esta es la última Mercè. Es la pregunta más fácil de todas 🙂 ¿Qué libro estás leyendo y cual recomendarías (aparte del tuyo claro)? ¿Cuál sería tu frase/recomendación/moraleja para acabar la entrevista?

Estoy leyendo unos cuantos. Siempre lo hago. Os recomiendo el libro de Laura Chica “Pon un coach en tu vida” una gran persona y maravillosa Profesional con buenas ideas que aportan mucho… Recomiendo siempre un poco de poesía, siempre es un buen día para retomar a Lorca.
Y acabo con una frase de mi admirado Rafael Vídac que espero citar fielmente aunque seguro que me equivoco… Dice algo así como “Hay personas que sueñan con encontrar a alguien con quien compartir su vida y hay otras que sueñan con convertirse en esa persona”. 

                                                                                                        
Gracias Mercè.
La vida continúa. Protagonízala
Miguel Ángel García
@alienaragorn

Deja un comentario

El blog de Miguel Ángel García

  • Crecimiento personal
  • Libros
  • Entrevistas

¡Gracias por subscribirte!

A %d blogueros les gusta esto: